“Hay sangre por todas partes”: jefe de policía sobre tiroteo en bar de California donde murieron 12 personas

El hecho ocurrió en horas de la noche y madrugada de este jueves, en el bar Borderline Bar & Grill, del exclusivo suburbio de Thousand Oaks.

Un nuevo tiroteo cubre de luto Estados Unidos. Esta vez, una balacera en un bar de California, dejó 12 muertos.

El hecho ocurrió en horas de la noche y madrugada de este jueves, en el bar Borderline Bar & Grill, del exclusivo suburbio de Thousand Oaks.

El pistolero, alto y vestido de negro con una capucha que cubría su cabeza y parte de su cara, primero le disparó a un empleado en la entrada del local.

Minutos después, no tuvo contemplación y abrió fuego contra la multitud que se encontraba en el local, celebrando una “noche universitaria” acostumbrada cada semana por los estudiantes.

“Hay sangre por todas partes”, describió Geoff Dean, jefe de policía del condado de Ventura, quien se encuentra a cargo de las averiguaciones del caos.

Reiteró a la prensa que “es una escena horrible” la que hallaron en el interior del bar, instantes después de la masacre, en la que murieron 11 personas, el pistolero y un sargento, el primero en entrar al lugar.

La desesperación por salir del bar de California

Muchas otras personas resultaron con heridas leves en su intento por salir con vida del bar de California.

Algunos usaron los taburetes del bar para romper las ventanas y poder salvar sus vidas, otros, protagonizaron estampidas buscando las puertas de emergencia del sitio.

Uno de los sobrevivientes, Tayler Whitler, de 19 años, vio cuando el pistolero comenzó a disparar y escuchó gritos ordenando a todos que se agacharan.

“Fue realmente aterrador”, confesó el adolescente a medios locales. “Parecía que no sabía lo que estaba haciendo”, agregó.

Hasta el momento, las autoridades desconocen el motivo de este brutal ataque.