#12añosNuevaMujer: Fernanda Frick, dibujar tu propio camino

Se formó a sí misma en el auto aprendizaje, estuvo nominada a los premios Oscar por su primer cortometraje en 2017, está terminando una novela gráfica y su nueva serie animada llegará a Netflix próximamente.

En junio de 2018, la revista estadounidense Variety confirmó las nuevas series animadas de Netflix, entre las que destacó Raise the Bar!, el nuevo proyecto de la ilustradora y directora chilena, Fernanda Frick (28). Ella registró la noticia en un mensaje que dejó fijado en su perfil de Twitter y que cuenta con más de 2 mil 700 likes. “¡Estamos muy contentos!”, dijo.

Esta producción, co escrita con Glenn Lazo, cuenta la historia de una chica que quiere ser pesista olímpica. Aún teniendo todo en su contra, como no contar con el apoyo de su familia y entrar a un deporte muy masculinizado, se encuentra dispuesta a lograr su sueño.

Al igual que en su trabajo anterior, será fácil empatizar con los personajes por la cotidianidad que atraviesan. Su primera película, Here’s the plan (2017), muestra la historia de amor de un matrimonio entre una gata y un perro que tienen un sueño en común, y que se estrenó durante el festival Chilemonos. “Además de romper con los estereotipos de género de la mujer histérica y el hombre-niño irresponsable, quería reflejar en pantalla una pareja de largo plazo que se amaran y fueran compañeros, no rivales”.

Su primer corto animado, escrito, dirigido y producido por ella, de poco más de 18 minutos, clasificó en la primera etapa de los nominados de los Oscar de ese año. Si bien no se quedó con el premio, recibió varias distinciones en festivales de cortometrajes en México y Chile.

La carrera que ha gestado no debe nada al azar, sino al ímpetu de Fernanda, quien desde los trece años comenzó a consumir animaciones digitales y a explorar este campo de forma autónoma.

Al igual que la protagonista de la serie que está desarrollando junto a Netflix, cuando niña no contó con el apoyo de su familia. “Al comienzo se preocupaban de que pasaba metida todo el día en el computador y no tenía amigos”.

La directora se hizo a sí misma en el auto aprendizaje y, pese a que en ocasiones se frustraba porque no sabía cómo hacer ciertas cosas, no podría haber sido de otra manera: “Nadie te enseña cuando necesitas saber algo, tienes que buscarlo por ti misma”. Así fue como llegó ante el gigante de las producciones audiovisuales. Antes tocó otras puertas, pero estaba convencida de que su proyecto era bueno. “Sabía que si ellos no lo compraban, probablemente nadie lo haría”.

De cierta manera, su identidad está ligada a su trabajo y las historias que elige contar. “Casi todo lo que he creado tiene relación con la pasión y la profesión que una escoge”. Fernanda no deja de crear, por ahora se dedica a terminar Trazos, una novela gráfica que prepara desde hace seis años y se publicará a fines de 2019.

Te recomendamos en video: