Felipe Ríos y su personaje en “Pacto de sangre”: “Mi intención es que sea un malo querible”

El actor además está presentando la obra “Reservas completas” en el Teatro Coca-Cola City.

Felipe Ríos por estos días se divide entre Sam y Roberto; entre la televisión y el teatro. Y es que tras 5 años regresó a la pantalla chica con un personaje clave en “Pacto de sangre”: es el hombre que le realiza préstamos a Marco (Nestor Cantillana), quien a su vez le debe una gran cantidad de dinero.

Sobre este trabajo, comenta a Publimetro que la historia de Canal 13 "es súper rápida y vertiginosa, te mantiene atento todo el rato, y estoy bien contento con el trabajo, los resultados y lo que se atrevió el canal a hacer” y asegura que en los próximos capítulos lo veremos “haciendo de las mías”.

“Roberto claramente guarda algunos secretillos bien escabrosos”, agrega, dentro de lo poco y nada que puede adelantar del thriller de la ex señal del angelito. Aún así, revela que se trata de un rol oscuro, donde “lo malo se le va a empezar a asomar ligerito” mientras avanza "Pacto de sangre".

“Es un mafioso, pero de esos que sonríen todo el rato”, dice, y asegura que pretende trabajar su personaje con la intención de que “sea un malo querible, simpático, amable y educado”. Y es que recordemos que lo más probable es que Roberto sea el jefe o uno de los líderes de una supuesta red de prostitución, donde estaba involucrada Daniela. Por eso Marco habría tenido acceso a “Vanesa” y explicaría otras conexiones dentro de la trama de "Pacto de sangre".

Respecto a su retorno a las teleseries, destaca que “estoy contento, pero para mí la televisión siempre ha sido lo más difícil, me cuesta. Me gusta, le tengo respeto, pero hay que estar en la máquina”. Y es que, como le contábamos, en paralelo Ríos está presentando la obra “Reservas completas” los viernes y sábados de octubre a las 22:30 horas en el Teatro Coca-Cola City. Ahí, interpreta a Sam, un actor de profesión que se gana la vida atendiendo el teléfono a exigentes clientes que quieren reservar una mesa en un exclusivo restaurante de moda en Santiago.

Es un montaje desafiante, asegura, ya que está solo en el escenario y es acompañado por una pantalla, donde el actor Ricardo Saieh personifica a 34 personajes.

“Es difícil en un comienzo…, ya me he acostumbrado, pero cuesta, porque es un video que se pone, que dura una hora y cinco minutos y no hay capacidad para el error, porque el video sigue corriendo”, comenta el actor respecto a las dificultades de la obra, donde todos los personajes que interactúan con él van desde un asistente de Cecilia Bolocco; una reconocida y emblemática figura de la farándula nacional; la mujer del principal socio de Uber; el secretario de Carlos Menem; a distintos representantes del ABC1 nacional.

“Acá se ríe de la farándula, la política, los poderosos de nuestro país, sin hacer alusión directa, porque todo el mundo quiere una reserva, pero no todos pueden conseguirla, entonces por ahí algunos sacan coimas, otros el apellido, los cargos y engañan para conseguir la reserva”, sentencia el destacado actor nacional de "Pacto de sangre".