¡Indignación en Ecuador! por actuar de la policía contra una mujer que intentaba defenderse de sus agresores con gas pimienta

El hecho desató el repudio hasta de las altas funcionarias de gobierno

 

La afectada denunció el mal  rato que le hicieron pasar en su perfil de Twitter, identificada con el nombre de Cristina.

La mujer que señala ser ingeniera civil, relató la agresión sufrida cuando se cruzó con cinco sujetos mientras se dirigía a una academia de baile en la zona de Cumbayá, en un valle cercano a Quito.

"Comentaban algo y se reían, no hice caso y seguí caminando, cuando di 2 pasos literalmente uno de estos tipos se separó del grupo y se acercó a mi y de la manera más natural me agarró una nalga. Me quede fría no sabía que hacer", relató.

Cristina explicó que generalmente cuando camina sola y por calles poco transitadas lleva con ella gas pimienta en la mano, como mecanismo de defensa, por lo que reaccionó y se lo roció en los ojos al agresor.

"Cuando se acercaron dos policías metropolitanos, la mujer les explicó lo sucedido y lo único que pudieron decirme fue: Señorita ¿Sí sabe que no es permitido tener gas pimienta? No aguante más y estallé", escribió en Twitter.

Agregó que a la llegada de otros policías le dijeron que si quería poner una denuncia debía ir a Quito e igualmente,  le hicieron hincapié en que no es permitido portar gas pimienta.

"Era la única mujer entre siete u ocho hombres y todos estaban más preocupados porque tenía un gas pimienta que por(que) un tipo me tocó en la calle".

Según Cristina, aparentemente los agresores cedieron a una  petición de los policías y le ofrecieron disculpas:

"No es justo  que no puedas caminar sola a las 18:30 porque corres el riesgo de que te violenten y que ni las autoridades sean capaces de hacer algo", reclamó al rechazar la impavidez de los policías.

 

La afectada recibió cientos de comentarios solidarios, y hasta la  ministra ecuatoriana del Interior, María Paula Romo, se mostró indignada, tanto por la agresión sufrida por una mujer a la que un hombre le tocó la nalga en la calle, como por la reacción de los policías metropolitanos que le recriminaron por portar gas pimienta.

"Terrible, comparto la indignación por lo sucedido y por la reacción de los agentes metropolitanos. Espero que estemos haciendo, y que hagamos cada vez más, un trabajo que asegure que la policía tenga una reacción apropiada frente a la gravedad de la violencia contra las mujeres", escribió en Twitter la ministra.

 

 

 

Te recomendamos en video: