La increíble historia de la joven que adelgazó 30 kilos al dejar a su novio

La joven tenía una relación tóxica.

Una relación tóxica no solo te puede perjudicar mental, sino también físicamente y eso fue lo que le pasó a Justine Travers.

La joven estadounidense siempre fue delgada, pesaba 55 kilos, pero cuando comenzó su relación con su novio todo cambió, y comenzó a engordar tras frecuentes cenas con los amigos y lo mal que se sentía en la relación, llegando a pesar 90 kilos.

"La relación empezó a ser muy tóxica y comencé a comer para sobrellevarla. Empecé a sentirme notablemente peor. Estaba constantemente cansada, me dolía la espalda y cosas simples como levantarse del sofá se convirtieron en toda una lucha. Tenía sobrepeso, estaba extremadamente ansiosa y deprimida y no tenía idea de cómo iba a salir de ese agujero", aseguró Justine.

Por esto, tomó la decisión de ponerle fin a esa relación que solo traía cosas negativas a su vida y comenzó a alimentarse de manera saludable.

"Era 2015 y había ganado alrededor de 16 kilos en ese momento. Me quedé en casa de un amigo mío que tenía una alimentación 'fit' y me cocinaba el almuerzo y la cena. Sin mucho esfuerzo, comencé a perder peso”, indicó.

Después de un tiempo, comenzó una relación amorosa con otra persona que, a diferencia de su ex, la apoyaba para cumplir su meta de rebajar esos kilitos.

"Tenía las cosas claras en mi cabeza. Tenía acceso a supermercados y podía gastar un poco más en una mejor alimentación, algo que anteriormente no era posible. Además tenía el apoyo de mi novio", cuenta la joven.

 

joven1

En mayo de 2017 cuenta que se unió a un programa famoso de adelgazamiento. "Estaba al otro lado de la calle de mi trabajo, así que era fácil. Pensé que era la oportunidad perfecta para perder peso de la manera correcta, sin tener que hacer dietas rápidas ni pasar hambre", explicó.

Afortunadamente cuando se unió a este grupo para adelgazar más rápido, ya había comenzado un proceso con su pareja para comer más sano.

"A pesar de que no se unió oficialmente conmigo, siguió con el programa gracias a mi ayuda. Empezamos a cocinar cosas nutritivas y sanas a diario. Adelgazó más rápido que yo. Pero eso solo me empujó aún más a mantenerme enfocada y seguir adelante. Además utilicé una página de recetas online que me ayudó muchísimo".

Luego de tres meses de entrenamiento y siguiendo el programa perdió alrededor de unos 12 kilos más. En noviembre, se cambió de sala de actividades y comenzó a tomar algunas clases nuevas que combinaba con entrenamientos de fuerza.

"Despertar cada mañana con un cuerpo sano es el mejor regalo que me he hecho a mí misma. Adelgazar no es nada fácil, pero tomar la decisión de hacerlo es lo mejor que he hecho nunca", confesó Justine, quien se ha convertido en un ejemplo para miles de mujeres en el mundo.

 

Te recomendamos en video