Científicos descubren medicamento para tratar un cáncer que se resista al tratamiento cómun

Un medicamento experimental finalmente podría permitir a los médicos tratar la mitad de los tipos de cáncer, que a menudo se vuelven resistentes a los medicamentos y desafían el tratamiento.

Un medicamento experimental finalmente podría permitir a los médicos tratar la mitad de los tipos de cáncer, que a menudo se vuelven resistentes a los medicamentos y desafían el tratamiento.

Investigadores de la Universidad de California en San Francisco utilizaron un medicamento desarrollado por Revolution Medicines para frenar el crecimiento de las células de pulmón, piel, colon y páncreas en el laboratorio.
Debido a que sus experimentos en animales tan exitosamente interrumpieron este proceso, los investigadores planean acelerarlo a ensayos clínicos, donde podría cambiar la manera en que los médicos tratan la mitad de los cánceres más mortales que enfrentan.

Cualquier tejido del cuerpo puede volverse canceroso porque el proceso de copia de cualquier célula puede corromperse por mutaciones genéticas que hacen que crezca fuera de control.

Nuestros tejidos se reparan constantemente creando más células, lo que se logra a través de la división celular. Estas divisiones se desencadenan por comunicaciones pasadas a través de una especie de juego de teléfono celular, o una vía de señalización.

A medida que las instrucciones para la división celular se transmiten a lo largo de la línea, son vulnerables a la interrupción, lo que puede provocar una mutación genética que hace que las células se multipliquen sin control.
Los científicos de la Universidad de California en San Francisco fueron capaces de silenciar las señales externas que indican que las células crecen al bloquear una molécula llamada SHP2.

"Las implicaciones de poder bloquear SHP2 son amplias y pueden extenderse a más tipos de cáncer que los que se observaron en el presente estudio", dijo el autor principal del estudio, el Dr. Trever Bivona.

En células de cáncer de pulmón humano cultivadas en ratones humanos, la nueva droga también ralentizó dramáticamente el crecimiento de los tumores, lo que los investigadores ayudarán a que los medicamentos lleguen a los pacientes humanos más rápido.

"Es emocionante anticipar un trabajo tan importante que se mueve rápidamente del laboratorio a la clínica".

Te recomendamos en video