Besos y una seña grosera lanzó ‘La Madame’ a periodistas que la esperaban en la audiencia

Metida en una celda muy distinta a los yates de lujo donde ejercía su “negocio”, La Madame vocifera furiosa al paso de los policías.

Liliana Campos Puello, alias La Madame, es de todo menos humilde. De eso quedó constancia esta semana cuando llegaba a una audiencia por ser señalada de encabezar una red de prostitución que embauca a jovencitas. La Madame le hizo ‘la pistola’ a los periodistas, en un gesto de desprecio por la cobertura que han hecho sobre sus operaciones delictivas.

Aún con sus manos esposadas, La Madame, de 42 años y responsable de manejar la red más grande de proxenetismo de la que se tenga registro en Cartagena, también lanzó besos de manera irónica poco antes de ingresar a la audiencia luego de la cual se le dictó privativa de libertad. Se enfrenta a unos 27 años en prisión.

Metida en una celda muy distinta a los yates de lujo donde ejercía su “negocio”, La Madame vocifera furiosa al paso de los policías. “Yo no me voy a perjudicar por nadie, yo vine sola y sola me voy”, grita sentada en el piso frente a los barrotes de la celda. Desde el fin de semana, alias Madame permanece recluída en el búnker de la Fiscalía en Cartagena.

La Madame vendía a las jovencitas a través de catálogos, como si se tratara de objetos. Se le acusa de manejar un corredor sexual con niñas de entre 14 y 17 años de edad.
Fue capturada junto con dos policías, un capitán en retiro de la Armada Nacional y 14 personas más el fin de semana, reseña El Tiempo de Bogotá.

Más de 250 víctimas de Colombia y Venezuela

Según la Fiscalía, la red victimizó a unas 250 mujeres de nacionalidad colombiana y venezolana.

La Fiscalía cuenta con más de 7.000 horas de grabaciones e interceptaciones telefónicas donde la mujer pacta con extranjeros los servicios sexuales de niñas y jovencitas de Cartagena. La Fiscalía señaló además que Liliana del Carmen Campos Puello había arrendado dos casas ubicadas en los prestigiosos barrios de Manga y Crespo, y allí subarrendaba habitaciones a prostitutas, muchas llegadas del interior del país, que arribaban a Cartagena en busca de extranjeros.

‘Madame’, quien este lunes no aceptó los cargos, contaba con la colaboración de Javier Tovar y Edelmiro Cabarca. Mujeres dicen que fueron enviadas por Campos Puello a ejercer la prostitución en Las Bahamas y Miami.

La juez segunda penal ambulante de Cartagena dictó medida de aseguramiento en centro carcelario contra Liliana del Carmen Campos Puello, más conocida como ‘Madame’, y quien es señalada por la Fiscalía de liderar una red de trata de mujeres dedicada a la prostitución.

Apoyada por su esposo

De la empresa criminal de Campos hacía parte su esposo, David Robles, quien, según la Fiscalía, vendía licor y drogas en las fiestas organizadas por ‘Madame’ y que se convertían en bacanales a las que asistían prostitutas y extranjeros.

Dos capitanes de yate y un extranjero que sirve como traductor entre los clientes y las jóvenes hacen parte de la red, pero aún no tienen orden de captura.

En la audiencia de medida de aseguramiento, la juez explicó que, pese a ser la prostitución un oficio de libre escogencia y no penalizado por la ley colombiana, sí lo es cuando se realiza con fines de explotación, como lo hacía Campos.

Esta mujer, según la Fiscalía, había arrendado dos casas en los exclusivos barrios de Manga y Crespo para subarrendar habitaciones a jóvenes venidas de Bogotá, Cali, Medellín, Pereira, Barranquilla y otras ciudades, para prestar servicios sexuales a extranjeros, añadió El Tiempo.

Te recomendamos en video: