Soy ciudadano, luego soy gay: Opinión

En el mundo se celebra el Día del Orgullo Gay, una fecha para poner de relieve el respeto por todos los seres y sus preferencias.

Soy gay, pero por encima, soy ciudadano. Ser gay no me da virtudes, ni mayores privilegios. Es la lucha, la constancia, el trabajo, la dedicación y el compromiso que le ponga lo que me va a permitir obtener el reconocimiento o el espacio que me proponga y no es por ser homosexual, sino porque soy un ser humano con capacidades y habilidades.

Ser homosexual es una decisión de vida, no es una condición especial ante la sociedad; tener una preferencia sexual o sentimental diferente a lo que otros han tildado de “normalidad”, no te hace ni más ni menos ciudadano. El respeto a la decisión de estar o vivir con una persona del mismo sexo, pasa por el respeto que tenga sobre mi, ante esa decisión.

El Día del Orgullo Gay no debe ser una fecha para el exhibicionismo, no es un día para retar a la sociedad, ni para la confrontación entre gustos, todo lo contrario, es la reivindicación de la tolerancia a la diversidad, es la reivindicación de respeto al ser humano y sus preferencias de gustos.

Twin Cities Pride Parade recap video by @airvuz 🏳️‍🌈

A post shared by Twin Cities Pride (@twincitiespride) on

Este día no puede ser usado para imponer un estilo de vida, tiene que servir para impulsar el reconocimiento ante la ley para las parejas sexo diversas, pero antes de eso, tiene que servir para nuestra afirmación y respeto como seres humanos y ciudadanos con deberes y derechos; que la diferencia en preferencias no nos hace distintos ni de condiciones especiales. Al igual que otros ciudadanos, lo que nos hace diferentes, son nuestras capacidades y habilidades.

El objetivo de conmemorar esta fecha, debe construir y sentar las bases para obtener el respeto que como cualquier otro venezolano nos merecemos, pero debemos entender que este reconocimiento no se exige; se gana, se construye y es la suma de muchas acciones que permiten la aceptación de la existencia humana y lo que cada uno somos.

El Día del Orgullo Gay tiene que empezar a ser en Venezuela, un hito para unir y reencontrarnos como sociedad; no puede ser un día para generar falsas divisiones de mayorías o minorías; de generar fricciones religiosas o de tinte moral. La libertad de elegir lo que queremos ser, nos hace responsable de como debemos serlo y hacerlo.

Debemos respetarnos como ciudadanos, no estamos por encima ni por debajo de nadie. Todos somos iguales.

Jhankary Torres @jhankarytc

Coordinador de organización Vente Venezuela

Te recomendamos en video: