En Perú, muere mujer que fue quemada por un excolega acosador

El 24 de abril, Eyvis Ágreda fue quemada por un acosador.

El pasado 24 de abril, Eyvi Ágreda, fue rociada con gasolina mientras se transportaba en un autobús, en Perú. El lamentable hecho fue ejecutado por un excolega de la joven que la acosaba, y no podía entender que su amor no era correspondido. Eyvi murió en un hospital en Lima, al no soportar las consecuencias de tener el sesenta por ciento de su cuerpo quemado. Sus familiares declararon al respecto.

“No ha resistido, tenía una infección generalizada por sus heridas”.

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, también compartió unas sentidas condolencias a los familiares de la víctima, a través de su cuenta en Twitter @MartinVizcarraC.

El agresor responde al nombre de Carlos Javier Hualpa, de 37 años, y fue capturado un día después del lamentable incidente, cuando declaro ante un juez que estaba arrepentido de lo sucedido. Hualpa fue trasladado a una prisión preventiva, y fue acusado de tentativa de femicidio, cargo que debería ser ampliado tras el deceso de su víctima.

Perú

Los familiares de la víctima piden a las autoridades se le dé pena de muerte al agresor. Esta sentencia fue abolida en el país en 1978. Por otra parte la Ministra de la Mujer, Ana María Mendieta, hizo un llamado a la colectividad femenina de acusar a sus agresores inmediatamente, para evitar llegar a estos lamentables desenlaces.

“Exigimos en este caso y en todos los casos de femicidio una sanción ejemplar”.

El caso de Eyvi Ágreda, no solo fue lamentable también fue cruel. Su agresor roció gasolina a todo su cuerpo y luego la prendió en fuego. La joven no fue a única herida, pero si la más grave. Una decena de heridos, incluso el propio agresor que quemo su mano izquierda en el ataque debieron ser atendidos por este incidente. En el caso de Ágreda, quien fue sometida a varias intervenciones quirúrgicas, y había presentado ciertos signos de mejoría.

Asimismo, la Defensoría del Pueblo de Perú condenó por completo los actos de violencia y acoso a mujeres. También reveló que en el último año y medio se han registrado diecinueve casos de mujeres incendiadas en el país. Según las cifras manejadas por la defensoría, los casos de violencia de género han aumentado en un 55% durante el 2018.

“Condenamos todo tipo de violencia contra las mujeres y exigimos que se sancione drásticamente a Carlos Javier Hualpa, su agresor”.

El ataque a Ágreda ocurrió mientras el autobús en el que transportaba iba en movimiento, por el distrito comercial y turístico del sur de Lima. Según la hermana de la víctima, su agresor había sido su compañero de trabajo y tenía varias semanas acosándola.