Karina, la niña mixte que fue violada y asesinada; su caso no fue tomado en cuenta

Todos los días aumenta la inseguridad en la que vivimos las mujeres. Sin embargo, lo más grave del asunto es la indiferencia con la que son tratados los feminicidios. Uno más, se acumulan en una lista en donde las vidas se convierten en números.

Los hombres alegan que a ellos también los matan y que el término feminicidio solo es una forma de victimizar a la mujer. Sin tomar en cuenta que el 95% de los asesinatos son cometidos por hombres, que los feminicidios son varones que se aprovechan de la vulnerabilidad de las mujeres.

Asimismo, vivimos con las agresiones sexuales como un hecho que parece imposible de cambiar. Las mujeres nos hemos acostumbrado a recibir gritos, acosos, y lo vemos como algo normal. Un chiflido más no nos asusta ya, puesto que sabemos que es parte del sonido ambiental al que debemos enfrentar cuando salimos a la calle.

Un nuevo caso ha estremecido al mundo

En Oaxaca, Karina, una niña de 13 años fue reportada como desparecida el 28 de abril del 2016 por su madre indígena originaria de Candelaria Mixe. Ella se tardó 22 días en reportarla porque no sabía hablar español, no había aprendido a leer y a escribir. Esto le impidió poner la denuncia y hasta tomar en camión indicado para reportarla.

Injusticia es sentir la importancia de no encontrar a tu hija, que la ley no te responsa porque sabe que no podrás hacer un escándalo de ello, que tengas que llorar la vida de una niña que tan solo tenía 13 años y apenas comenzaba su vida.

¿Cómo se llevó el caso?

Fue el 6 de abril del 2016 cuando se encontró su cuerpo en una carretera entre México y Puebla.   La menor había sido estrangulada, violada y abandonada envuelta en una cobija azul cuenta la revista VICE.

¿Lo triste? Las autoridades ni siquiera investigaron el asunto, asumieron que tenía 28 años de edad y como encontraron papel de baño y condones cerca del cuerpo creyeron que se trataba de una prostituta. Por ende, el cuerpo fue inhumado en una fosa común.

Dos años y el feminicidio de Karina continúa impune

Han pasado dos años del feminicidio y las Fiscalías del Estado de Oaxaca y Puebla siguen sin dar respuesta a la madre de Karina.

Elsa, madre, no exige justicia solamente el cuerpo de su hija para poder enterrarla en su pueblo junto a su hermana y a su padre. La primera murió por una enfermedad, mientras que el segundo por un fuerte alcoholismo.

Las autoridades han hecho caso omiso y retomando las interrogantes que VICE hace en el registro de tan triste caso:  “¿por qué?”, “¿por ser indígena?”, “¿porque saben que su madre no sabe cómo exigir justicia?”, “¿por ser una más?” “¿porque pensaron que al arrojarla a una fosa común nadie la buscaría?””

Con información de VICE

Te recomendamos en video: