Perros son hervidos vivos en Vietnam para el consumo humano

En Vietnam se rigen bajo creencias culturales para torturar a los perros y luego venderlos para el consumo de personas

La industria cárnica de Vietnam tiene un alimento que muchas culturas como las occidentales, por ejemplo, se resistirían a degustar. Los perros son comercializados y consumidos bajo la premisa de que previenen enfermedades y aumenta el apetito sexual ¿Te atreverías a probarlo?

“La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por la manera en que se trata a sus animales”, así lo dijo enfático Mahatma Ghandi, pero esta proposición no termina de ser aprendida por muchos países que, bajo el argumento cultural, someten a torturas a los perros.

En países como Vietnam, China, Corea del Sur, Tailandia, India, Indonesia y Filipinas someten a los perros a tortuosos procesos de crianza, pues creencias populares afirman que, mientras  más sufran los perros durante su crecimiento, más rica es su carne.

Más de cinco millones de perros son robados, maltratados y asesinados, en Vietnam cada año, por ejemplo. En totales condiciones precarias e ilegales son trasladados perros en estos países orientales. Lo que para muchos es un claro delito, para otros es simplemente un ritual alimenticio y cultural.

Los perros son sometidos a un sufrimiento sin argumentos con la intención de mejorar la calidad de sus carnes y así entrar en el duro mercado gastronómico oriental. Aunque muchos son criados en granjas, estas no cuentan con condiciones primeras de cuidado, salubridad, higiene y nutricionales.

Es importante acotar que no existe ninguna certeza científica o médica que justifique los supuestos efectos de la carne de perros en el fortalecimiento de los huesos de los hombres ni en el incremento de su apetito sexual. Además se cree que cura de enfermedades e incluso un alimento que ayuda a conservar el calor corporal

Pese a los llamados de atención de decenas de organizaciones en defensa de los animales, como People for the Ethical Treatment of Animals (Peta) estas prácticas siguen cobrando fuerzas aún en pleno siglo 21. Existen muchos vacíos legales que son aprovechados por colectivos y empresarios de la carne, pese a decenas de solicitudes con recolección  de firmas, muchas naciones se niegan a dejar de lado sus “tradiciones culturales”.

En China cada año, durante diez días, se desarrolla el Festival de Yuli, en el que aproximadamente 10 mil perros son asesinados bajo el pretexto de la celebración del solsticio de verano.

Te recomendamos en video: