Mujer a cargo de una guardería drogaba a los niños para poder salir al gimnasio

La mujer también aprovechaba para hacer compras y someterse a tratamientos de bronceado

La dueña de una guardería en el estado de Oregon fue condenada a 21 años y cuatro meses de prisión por haber dado melatonina a los niños que cuidaba para que se quedaran dormidos y así pudiera hacer otras cosas, incluyendo ir al gimnasio.

January Neatherlin, de 32 años recientemente fue sentenciada después de declararse culpable de 11 cargos de maltrato criminal en primer grado y un cargo de asalto en tercer grado.

Neatherlin tiene una obsesión con su cuerpo y utilizaba tres horas diarias para ir al gimnasio y a la cama de bronceado, mientras dejaba a los niños drogados.

Los hechos ocurrieron el año pasado, cuando la policía encontró a siete niños menores de cinco años desatendidos en la guardería Little Giggles. La mujer fue encontrada en un salón de bronceado Tan Republic, según informó el diario The Oregonian. Según el testimonio de su ex pareja, January tenía antecedentes penales que había ocultado a los padres que dejaban en la casa familiar a sus pequeños.  Adicionalmente, su guardería Little Giggles estaba operando de manera ilegal desde el 2014, cuando su licencia fue suspendida.

Uno de los niños mayores fue el que le contó a los policías que Neatherlin les daba medicina todos los días de modo que procedieron a hacerles exámenes médicos que indicaron que los pequeños tenían en su sistema melatonina, una hormona que se vende en las farmacias para combatir el insomnio.

La mujer fue acusada inicialmente de 78 cargos de maltrato criminal y 38 de poner en peligro imprudentemente a los niños. Sin embargo, muchos de los cargos fueron descartados como parte de su acuerdo para declararse culpable.

 

Te recomendamos en video