Ella es Julia Quezada Cruz, la asesina de su hijastro de 8 años

La historia de la madrastra del pequeño Gabriel que no te sabías y que puede ser el móvil de su crimen

El asesinato del pequeño Gabriel Cruz no solo ha impactado a toda la comunidad española, sino la gran sorpresa del desenlace, la detención de Julia Quezada Cruz, pareja del padre del menor como autora del crimen.

Antes de seguir leyendo, te recomendamos la nota sobre el hallazgo del cadáver de Gabriel:

Ana Julia Quezada Cruz nació en 1979 en La Vega, una localidad de su natal República Dominicana, en 1995 migró a España con su hija pero antes de cumplir un año en Burgos, donde se asentó al migrar, la menor murió en extrañas circunstancia en lo que hasta la fecha parecía ser un accidente donde no se declararon culpables. Luego se mudaría a Almería, donde con su anterior pareja mantendrían un negocio juntos, pero el deterioro de la relación los llevó a separarse.

Fue entonces cuando Ana Julia conoció a Ángel David Cruz, ya separado de Patricia Ramírez, su pareja anterior y madre del pequeño Gabriel Cruz. La relación fluyó con normalidad entre la dominicana y el español, en los últimos meses no se registró ninguna novedad hasta el pasado 27 de febrero cuando se reportó como perdido al pequeño en la localidad de Las Hortichuelas de Níjar. Luego de cuatro días Ana Julia reveló haber conseguido una franela del niño, primer indicio de sospecha por las autoridades.

La madre del pequeño confirmó que sospechaba de Ana, incluso planificó con las autoridades acercarse de manera cautelosa para conseguir información vital y que en el mejor de los escenarios, el niño siguiera con vida:

“Tenía la esperanza de ablandarla y de que se viniera abajo. De que en algún momento lo soltara. Por eso, apelábamos a su conciencia en nuestras comparecencias. Yo temía que fuera así. No se podía decir nada, porque era parte de la investigación”.

Ante la terrible realidad de perder a su hijo, Patricia optó una postura realmente admirable y declaró cual era su intención al conocer el paradero de su hijo:

“En memoria del Pescaíto pido que no se extienda la rabia, que no se hable de la mujer detenida, y que queden las buenas personas, las buenas acciones y la imagen de Gabriel. Se ha generado un movimiento muy bonito gracias a mi hijo. Me gustaría que continuara. Están apareciendo muchos mensajes pidiendo muerte o maldad. Entiendo que estas personas tienen la misma rabia que yo dentro, pero que lo usen para pedir bondad en el mundo. Que no pongan la cara de este mujer en los sitios pidiendo cosas malas para ella”