20 razones por las que debemos hablar del Día Internacional de la Mujer

Aún hay mucho por hacer para lograr la equidad.

La violencia que las mujeres están sufriendo en México está llegando a niveles preocupantes. Los feminicidios presentan un ritmo exponencial que perpetua la continua violación a los derechos humanos.

La problemática que estamos enfrentando es uno de los principales obstáculos para lograr una sociedad en donde prevalezca la justicia y se logre vencer la brecha de desigualdad que por tantos años nos ha separado.

“Todas las niñas y las mujeres viven en riesgo constante de sufrir algún tipo de violencia y, prácticamente todas, en algún momento de su vida han sido víctimas o han experimentado su amenaza” (Inmujeres, ONU Mujeres y SEGOB, 2016).

Las cifras proporcionadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) muestran que hay un aumento del 85% en delitos contra la mujer durante los últimos años.

Se cometían cinco asesinatos violentos contra mujeres diarios entre los año 2000 al 2015. Es decir, se cometieron 28 mil 710 asesinatos contra mujeres entre esos años. Lamentablemente las cifras continúan subiendo con cada año que pasa.  La ONU Mujeres presentó que en México durante el 2016 se registraron dos mil 843 feminicidios. Es decir, casi ocho mujeres eran asesinadas por día.

De las víctimas identificadas por el informe de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) revela que las entidades federativas con mayor número de delitos son:

Puebla 375

Chiapas 315

Ciudad de México 113

Oaxaca 118

Baja California Norte

Estado de México con 95

De las dos mil 843 víctimas que se registraron, 87.9% son mexicanas, y 8.4% extranjeras. Asimismo el 93.4% fueron mujeres y 6.1% hombres.  Existen diferentes tipos de violencia contra las mujeres, pero la forma más extrema de violencia es el feminicidio.

Los asesinatos de las mujeres, conocidos como feminicidios se caracterizan por ser motivados por odio, misoginia y por aprovecharse de su vulnerabilidad. También la brutalidad e impunidad son parte de la problemática que está aquejando al género femenino.

Lamentablemente se cree que las estadísticas que se realizan no son tan confiables, y faltan muchos casos por contabilizar; lo que se traduce en un desconocimiento de la magnitud de las violencias que viven mujeres y niñas.

La violencia no termina ahí 

También 810 mujeres fueron abusadas frente a 78 hombres en 2014 declara el Ministerio de Sanidad e igualdad. De los agresores sexuales, el 97% fueron hombres.

Durante el 2011, en la Ciudad de México, 72 de cada 100 mujeres de 15 o más años declaró haber padecido algún incidente de violencia, ya sea por parte de su pareja o de cualquier otra persona, dio a conocer el (INEGI).

También 52 de cada 100 mujeres que han tenido al menos una relación de pareja (matrimonio, noviazgo o unión), han sido agredidas por su actual o última pareja a lo largo de su relación, precisó el organismo estadístico.

Entre octubre del 2010 y octubre del 2011, el 24.4% de las mujeres, que tienen o tuvieron al menos una relación de pareja fueron agredidas física, sexual, económica o emocionalmente, detalló el INEGI.

La brecha salarial también es un problema grave

La participación laboral de la mujer aumenta, mientras que los salarios siguen siendo iguales.  Inmujeres reveló que del 2001 a 2016 la tasa de participación económica de las mujeres pasó de 35.3% a 43.4%.1.

¿El problema? Su inserción en el mercado sigue siendo desfavorable. 57.2% de las mujeres que trabajan lo hacen en el mercado informal con las consecuentes desventajas: bajos salarios y escasa o nula protección social. También la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) revela que la una enorme brecha salarial que no se ha podido superar, al contrario, sigue en aumento.

Mujeres ganan 30% menos que hombres

Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo al cuarto trimestre de 2016 las mujeres reportaron un 30% menos que los hombres.

“Al considerar sólo los datos del sector formal las mujeres tienen casi cuatro de cada 10 empleos registrados en el IMSS, mientras que el salario diario para ellas es 14% menor al de los hombres” publicó el financiero. La mujer sigue viviendo en un rezago y desigualdad impresionantes. No podemos ignorar un problema que está desapareciendo a miles, y que promueve la diferencia de condiciones. El conocimiento de este fenómeno es el primero paso para lograr un cambio.

Te recomendamos en video: