Carla Heredia: Me critican y quieren callarme pero yo seguiré opinando

Carla Heredia, ajedrecista ecuatoriana, dice que no busca pelea con sus declaraciones sino hacer un eco de unidad en el deporte ecuatoriano a través de opiniones de respeto.

La psicóloga y ajedrecista profesional, Carla Heredia, ha levantado un debate en redes sociales por sus críticas a dos figuras del fútbol local. Primero hubo controversia en Twitter con el seleccionado tricolor, Christian Noboa, por sus declaraciones a la falta de naranjas en la Casa de la Selección y el pasado fin de semana, cuando lamentó el discurso del futbolista albo, Hernán Barcos, por “su falta de humildad”.

Según sus tuits, después de estos capítulos, ha sido víctima de insultos y en entrevista con Nueva Mujer cuenta cómo se defiende. Actualmente la ajedrecista vive becada en EEUU mientras cursa su Maestría en Gerencia Deportiva.

Dicen que las mujeres no sabemos de fútbol ¿Tú qué crees?

Hombres y mujeres sabemos de fútbol. Obviamente, hay gente que sabe mucho más porque se ha preparado en este tema y el género no lo hace ni mejor ni peor. En mi caso, veo que hay gente que se molesta porque opino sobre fútbol y me dicen cosas como “zapatero a tu zapato”. Eso no es argumento porque como sociedad todos (y la gran mayoría sin ser periodistas ni técnicos de fútbol) opinamos. Así que estoy en mi derecho de hacerlo y el resto también

En general, no solo en el fútbol, Ecuador tiene una sociedad violenta y es algo que está muy claro. Hay agresiones verbales de todo tipo. Yo no me refiero a los aspectos técnicos del fútbol porque no soy entrenadora ni he estudiado a fondo del tema pero soy una ciudadana que puede opinar de los discursos en este ámbito, además que he leído un poco y he estudiado psicología.

Lo hago conscientemente de que puedo equivocarme pero también aprender. Opino con mucho respeto y no solo de eso sino de política, de construcciones sociales y más temas. Pero de pronto la gente toma con mucha pasión el fútbol que por eso surgen los insultos, dentro -y como pasa hoy- fuera de la cancha.

¿Por qué el discurso del jugador de fútbol, Hernán Barcos, fue tu punto de análisis?

Aclaro que no veo tanto fútbol ni soy periodista deportiva pero el fin de semana decidí quedarme en mi casa siguiendo la Noche Blanca y la Noche Amarilla. Me gusta ver los partidos de la selección.

Anteriormente ya me había referido sobre Barcos cuando lo entrevistó Fox Sports y la vida continuó pero este fin de semana hubo una lluvia de críticas por señalar que el discurso aumenta rivalidades.
No voy a defender cuando un futbolista diga algo que no va con el respeto y la unión ya sea Álvez,

Díaz, Barcos o el mismo Maradona y más allá de esto hay que cuestionarnos sobre nuestros referentes de fútbol. No entiendo que se escupen en una cancha o que dicen groserías al equipo contrario, pues eso no invita a tener un fútbol más pacífico ni a una sociedad menos violenta. Creo que el fin es ese.

Hubo alguien que me felicitaba por mi análisis respecto de Barcos pero cayendo en la xenofobia al decir "¡Qué se cree este extranjero argentino!". Yo respondí que el señor Barcos tienen tanto derecho como cualquiera para estar en Ecuador y no debemos juzgar por un pasaporte. Entonces es eso, yo busco una reflexión de todos.

¿Qué le respondes a quienes dicen que buscas una pantalla o llamar la atención?

Le deseo a la Liga todos los éxitos pero mi fin es debatir y opinar sobre todo. Critico que cuando vamos a un estadio insultan a los jugadores diciendo “negro por qué no pateas bien” o “qué marica”, etc. No pensamos en que estamos siendo racistas, homofóbicos, regionalistas, usando palabras peyorativas.

Ese es mi cuestionamiento sobre qué hacemos como hinchas para fomentar la unidad y la no violencia. Pues en un estadio normalizamos el lanzar una botella y ofendemos a quien tiene una camiseta diferente, incluso se ha dado casos de asesinato en nombre del equipo. Revisen mi twitter y vean que no solo hablo de una sola cosa sino que he trascendido en mis diálogos y tengo el derecho de hacerlo como cualquier persona. Me gusta debatir con la gente desde el respeto.

Quiero también aclarar que soy ‘Gran maestra de Ajedrez’ y lo pongo así en las redes porque es un título ganado. Se trata de un título vitalicio que te dan por tus esfuerzo. Chile no tiene una gran maestra, Brasil tampoco. En las redes me critican que pongo ‘Gran Maestra’ porque quiero destacarme y sobresalir y eso no es verdad.

    

 

¿Cuál es el argumento de quienes te insultan en las redes?

La Muerte Blanca se ha dedicado a insultarme con memes, con imágenes, mensajes violentos. Es el colmo que se escondan como hinchada para ofenderme y mezclar el feminismo con algo tan triste y repudiable como la época nazi, porque me llamaron feminazi.

No voy a dejar de opinar porque amo el ámbito deportivo y por ello estudio algo referente a esto y se que los discursos y referentes influyen. Que no les sorprenda otro video y tuit mío para descatar o criticar algo que tenga un fondo violento. Me critican y quieren callarme pero yo seguiré opinando.

Así como cuestionamos los discursos de los políticos hay como hacerlo con los discursos de los futbolistas ¿Por qué no? Me ponen: "zapatero a tus zapatos”. ¿Solo debo jugar ajedrez? Pues no. A mi me encanta defender aspectos sociales y opinar de todo como cualquier persona natural. No me meto en lo técnico del fútbol, de cómo juegan, su definición en un penal y hay gente que sin ser futbolista o periodista deportivo lo hace. Entonces ¿por qué se han ensañado contra mi?
¿Por qué contra Carla Heredia?

Por ejemplo, ayer tuiteaba sobre Federer porque es un referente que, más allá de ser un campeón de tenis, es un ser humano que valora a su rival y eso quedó demostrado. Yo valoro ese juego, el juego limpio.

¿Estás esperando la respuesta de Hernán Barcos?

No me ha respondido Hernán ni es su obligación hacerlo. Yo le deseo lo mejor y me gustaría escucharlo en otro discurso siendo más positivo porque creo que pudo hacerlo mejor, agradeciendo a la hinchada por ser parte de los triunfos y de las derrotas. Sutil, al grano y siempre ser grato. A mi no me pareció lo que dijo pero respeto a quienes les pareció un buen discurso.

¿Los criterios relacionados al fútbol son los más conflictivos?

Eso es lo que se ha visto. Mi Twitter es una fuente digital de análisis, debate y unión mas no de violencia. Pero no soy una mujer para callarme y he dado mis posturas en varios ámbitos, no solo de fútbol.

He ido a varias marchas contra la violencia, marchas por la mujer, a la Marcha de las Putas, una marcha por el caso del niño El Principito, escribí una carta al expresidente Correa porque pensé que un discurso suyo había sido machista, escribí una carta por el caso de las chicas argentinas que fueron asesinadas en la playa. Me he dado cuenta que tengo voz. Lo mío no solo es redes sociales, sino estar en las calles.

La gente me ha visto últimamente en redes porque hay una tendencia a solo hablar de fútbol. Me interesa el deporte y me gusta el fútbol, pero voy más allá. Tengo todo el derecho de opinar. Lo de Cristian Noboa quedó en el pasado y es caso cerrado, solo opinamos los dos como ciudadanos.

Les cuento que mi papá y mis tíos son hinchas de Liga y vivimos el fútbol con alegría y paz. Solo quise preguntar a la gente si es que ¿merecemos un mejor fútbol? No es para que me insulten y mucho menos que me amenacen.

Tenemos que 'cambiar el chip'. No es cuestión de salir a una cancha con un cartel que diga ‘No a la violencia’. Hay que desarrollar un programa como el que había en Medellín: ‘Hinchas por la Paz’. En ese objetivo se iba a conversar con las barras y a concientizar sobre la violencia en el fútbol.

Ojalá las autoridades puedan actuar porque en el fútbol ecuatoriano aún hay violencia y no es culpa del deporte en sí, es culpa de los que se disfrazan de amantes del fútbol para generar violencia. Este es un tema a tratarse desde su raíz.