Por esta razón la pareja maltratada de Gustavo Rugeles sigue a su lado

La joven puede estar sufriendo de violencia económica y otro tipo de coerciones.

Los días pasados, el país se escandalizó por la demanda ante la fiscalía que interpuso Marcela González, la joven que convive con el polémico periodista Gustavo Rugeles. En esta, ella le acusó de golpearla y arrastrarla en estado de ebriedad el día 27 de diciembre.

A pesar de esto, Rugeles sigue en libertad y luego publicó dos videos con Marcela, donde ella dice que manejarán esto "en privado" y que todo es un alegato para destruir la carrera del periodista, conocido por sus afiliaciones hacia la derecha.

Algunos tuiteros expresaron cómo había tapado sus golpes y cómo la chica seguía amenazada por el sujeto.

Pero eso no fue todo: luego Rugeles fotos y videos de su viaje a la Costa.

Luego de esto, aparecieron audios revelados por Noticias Uno donde este se muestra claramente insultándola y maltratándola.

Así desvían el debate

Muchos despistados creen que como el periodista es asiduo a las corrientes de derecha, todo es un complot de los "medios de izquierda" para desprestigiarlo, como si ese fuera el punto para tapar lo que se denunció en la Fiscalía.

Pero acá sale un mensaje de su hermana donde se revela que ella está sometida a una intensa presión, por lo que  muchos se preguntan, ¿por qué sigue con él?

Su vulnerabilidad

Probablemente Marcela, quien no tiene el mismo grado de ingresos y escolaridad de Rugeles, es víctima de violencia económica: al no tener dinero y trabajo que la hagan independizarse de su agresor, se aguanta los abusos por no tener otra opción para independizarse. Y esto no solo sucede en el caso de estratos medios y bajos: en los altos esto también se da, como se vio en el testimonio de Constanza López, cuya tutela contra su marido, quien se llevó todo y dejó de pagar los estudios de su hija, además de amenazarles, llevó a la Corte Constitucional a que esto fuese reconocido como un delito. López tuvo que soportar muchas trabas de la justicia para esto.

También es posible que Marcela sea manipulada, como dice su hermana y amenazada. Que tiene miedo y que ha sido atemorizada. Generalmente, la víctima también tiene la autoestima en el suelo y le cuesta salir de esa relación tóxica. Otras mujeres sienten culpa, vergüenza por tolerar todo esto por amor. Esto se conoce como "Síndrome de la mujer maltratada" y en algunos países se usa en sistemas penales para reconocer por qué algunas víctimas terminan matando a su agresor.

En el caso de Marcela, si ella no ratifica su denuncia, Rugeles será absuelto.