El cruel consejo sobre iPhone para “chicas” en situación de peligro

Un mensaje difundido en redes sociales indica una forma de actuar inútil en el caso de ser víctima de un acto delictivo

Ningún teléfono iPhone está preparado para enviar un mensaje a la comisaría de policía más cercana con tan solo pulsar un botón, en el caso de que su propietario desee hacerlo porque sienta que está en una situación de peligro.

Días después del hallazgo del cadáver de Diana Quer, una joven madrileña que fue asesinada, ha comenzado a circular por WhatsApp y Twitter un mensaje dirigido a “chicas con iPhones” que aconseja a las jóvenes que ante “una situación peligrosa o insegura” presionen “el botón de bloqueo cinco veces” y deslicen el botón de SOS.

De esa manera, se activará supuestamente el GPS del móvil y la comisaría más cercana recibirá una alerta y enviará “un oficial”. “Comparte para salvar tu vida”, concluye el mensaje, que ha sido difundido de forma masiva pese a que no procede ni de iPhone ni de fuentes oficiales como la policía. Pero no solo es falso sino que contribuye a empeorar la situación de peligro al no pedir ayuda de la forma adecuada.

El Cuerpo Nacional de Policía ya ha advertido a través de Twitter de que el mensaje es una burla y ha recomendado instalar en el móvil AlertCops. Esta aplicación, disponible solo para smartphones, permite enviar a cualquier persona, con independencia de su idioma o de sus capacidades auditivas o vocales, una alerta directamente a los cuerpos policiales sobre un acto delictivo o incidencia de seguridad de la que se esté siendo víctima o testigo. La otra opción es recurrir al teléfono de Emergencias 112.

El SOS de iPhone sí existe, aunque funciona de un modo diferente a como pretende hacer creer la mofa difundida en redes sociales. Al pulsarlo, llama automáticamente al número de emergencias local. Además, permite añadir contactos de manera que, al realizar una llamada de emergencia, reciban un mensaje de texto con la ubicación. Durante un periodo de tiempo después de activar el modo SOS, los contactos de emergencia recibirán una actualización de la ubicación en el caso de que cambie.

Pero de ningún modo envía una posición geolocalizada a la policía ni hará que un agente se persone en el lugar desde donde ha sido pulsado el SOS. Si iPhone hubiera implantado este sistema debería haber llegado a un acuerdo con las autoridades españolas y es muy probable que el Ministerio del Interior hubiera difundido en los medios de comunicación tal información, dada su utilidad para la seguridad ciudadana.