¡Prohibido vestirse de mujer! El caso del Colegio Salesianos Alameda

Los alumnos no pueden disfrazarse de mujer en las alianzas del establecimiento por orden institucional.

Nos llegó una denuncia del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) sobre el bullying que han debido soportar los alumnos LGBT del Centro Educativo Salesianos Alameda.

De acuerdo a lo informado por el Movilh en este establecimiento se han dado “graves episodios de discriminación” y lo peor es que no solo se trata de los alumnos sino que también de parte de la institución. La base del alegato es que en un documento oficial del colegio hay un apartado que prohíbe a los alumnos vestirse de mujer en las festividades del colegio, además, de no intervenir en casos de acoso y violencia contra los jóvenes LGBT.

La organización comentó que se ha presentado una carta dirigida al rector del establecimiento, Walter Oyarce, y al director Galvarino Jofré, donde se detalla que en la página 3 punto VII referentes a las barras se indica que “no estará autorizado que los estudiantes se disfracen de mujer”, lo cual a juicio del Movilh implica “tratar a tal hecho como una falta o un problema, en circunstancias que es sólo una expresión de género protegida por la legislación y por los estándares internacionales de derechos humanos”.

La organización LGBT asegura que un documento oficial del liceo “impide la libertad de la expresión de género, lo cual violenta abiertamente la Ley Antidiscriminatoria, así como la circular 768 del Ministerio de Educación. Nos referimos a las bases de enseñanza media de la Semana Salesiana con la que el colegio celebra su aniversario”.

Además, algunos alumnos han experimentado acoso y abusos debido a su orientación sexual sin obtener protección de parte de las autoridades del colegio.

Uno de los episodios más graves ocurrió el pasado 2 de agosto a las 16:40 horas en las cercanías del establecimiento del Metro República. Al lugar llegó el estudiante Diego Riveros, quien ofendió en razón de su orientación sexual a dos alumnos, además de propinarle una patada y un manotazo a uno de ellos.

“Sea cual sea el conflicto entre los jóvenes, nada justifica la violencia, como tampoco las agresiones físicas o verbales que denigran y humillan a las personas en razón de su orientación sexual”, indicó el Movilh al colegio, junto con solicitar medidas para erradicar toda forma de discriminación y para sancionar de manera pedagógica a quienes agreden a las personas sólo por diferentes a la mayoría.

La organización compartió un video donde aparece explícitamente un hecho de acoso contra un joven gay.