Senador chileno sobre ley de aborto: “Las posibles violaciones pueden ser acordadas”

En plena discusión sobre la legalización del aborto en las 3 causales determinadas, Alejandro García-Huidobro (UDI) declaró que “hay que ponerse en todos los casos”.

Si una mujer chilena vive un embarazo inviable para el feto, que pone en riesgo su vida o que se generó a partir de una violación, la ley del país aún considera que la interrupción del embarazo es un crimen.

En pos de defender la libertad y los derechos de las mujeres (idealmente), las autoridades están en pleno debate por definir todos los detalles que implica el despacho de la ley de despenalización del aborto en Chile.

En la más reciente sesión de votación, que se llevó a cabo el 24 de enero recién pasado en el Senado, representantes de todas las bancadas políticas manifestaron sus posturas en torno al tema.

En ese contexto, Alejandro García-Huidobro (UDI) declaró sus “inquietudes” respecto a la causal de violación. Tomando en cuenta que García-Huidobro representa al ala más conservadora, el político expresó que:

Las posibles violaciones, porque justamente cuando se va a comprobar si efectivamente fue violada o no fue violada, muchas veces pueden ser situaciones acordadas, pongámonos en todos los casos”.

Cada uno puede dar su opinión y expresarse respecto al tema, y como lo hizo este senador, nosotras también queremos hacer valer ese derecho. Como mujeres, lo que más duele es escuchar que la causa que genera más dudas es la de la violación.

Claro que tiene que ver con la “ambigüedad” que existe en torno al consentimiento en el sexo, algo que siempre debería estar claro —tanto para hombres como mujeres— pero que por el machismo, se pasa a llevar. Aún no se entiende y se acepta que no es no, y que el sexo no consentido, es violación.

Si hablamos de leyes, existen definiciones claras en torno a la violación de morada. Ahora, le preguntamos al senador García Huidobro, ¿usted se pondría de acuerdo con delincuentes para que entren, o sea, violen su morada, y roben sus pertenencias? ¿Daría consentimiento para eso? Lo dudamos.

Violación es entrar a la fuerza, sea a una casa, a una vagina o a un ano. Decir que las violaciones son acordadas no sólo es contradictorio; carece de coherencia y razón.

Ninguna mujer en su sano juicio acordaría una violación, porque acordar implica consentimiento. Violación es penetrar a la fuerza, pasando a llevar la voluntad de la otra persona. Que quede bien claro.