Niña de 10 años desarrolló un brazo protésico que dispara glitter

Jordan nombró “Project Unicorn” a su idea.

Jordan Reeves es una niña de 10 años que nació sin parte de su brazo izquierdo, pero eso no la ha detenido para nada en lo que se refiere a ganas de seguir adelante.

Reeves es participante de Superhero Cyborgs 2.0, un workshop de KIDmob -parte de una organización sin fin de lucro- y la firma de software de diseño Autodesk, que se dedica a enseñarles a los niños de 10 a 15 años, como construir prototipos de modificaciones corporales con la ayuda de diseñadores e ingenieros.

En este taller, Jordan diseñó un brazo protésico que además, dispara glitter.

El proyecto de la chica, llamada por ella misma “Project Unicorn” (mejor nombre del planeta) es sólo una de las tantas cosas que los niños aprenden en este workshop.

Self-Made girl

La madre de Jordan, le explicó a medios locales que en esta instancia a su hija se le animó a construir algo que pudiera usar en su cuerpo “y que los transformara en súperhéroes”. Como a Jordan le encantan los brillos, decidió ser una superheroína “glitter”.

El taller que tiene sede en San Francisco; es una iniciativa en la que haciendo juguetes y divirtiéndose, los chicos obtienen nociones de robótica, diseño, y aprenden sobre las nuevas tecnologías.

En conversación a la revista online Good, Kate Ganim, una de las fundadoras de KIDmob declara:

Diseñar es resolver problemas de forma creativa —continúa—, es hacer que las ideas se hagan realidad, por eso nuestros talleres son tan activos, ponen el acento en la improvisación, en lo hecho a mano, en la discusión y en el compartir.

Jordan, es la viva muestra de esto.