Guíate por estos principios budistas para decorar tu casa con armonía

Lograr el equilibrio en tu vida puede ser posible comenzando por casa.

El budismo es una doctrina filosófica que se traduce en todo un estilo de vida para quien la hace parte de su día a día. Busca que las personas vivan el aquí y el ahora y que se relacionen correctamente con el mundo que les rodea.

Tal como lo expresa el dicho “todo empieza por casa”, una forma de conectar ese equilibrio interno con la realidad externa es precisamente desde el hogar. Pues, es un reflejo de nuestros gustos y estados emocionales. Allí radica la importancia de la distribución de los objetos y de la decoración.

Para que tu energía pueda fluir bien, partiendo desde tu casa, sigue los principios que te presentamos a continuación, basados en Fast Co. Design.

Austeridad, simplicidad y sutileza

ojo-1.jpg

© Pinterest

Si tienes objetos guardados porque crees que algún día los ocuparás, no tienen ninguna función y sólo te están quitando energía. Lo importante es que cuentes con los justo y necesario.

Lo mismo pasa con la exageración, es decir, libérate de las decoraciones ostentosas y que ocupen mucho espacio. Al contrario, opta por la frescura y el orden. Además, decora con elementos que guarden un significado profundo como un mandala o una flor de loto.

Naturaleza

Siempre se ha dicho que las plantas al interior de las casas purifican y renuevan el aire. Para respirar profundamente, intenta poner algunas en distintas habitaciones pero sin exagerar.

livingroom421842960720.jpg

(cc) Pixabay

Romper con la rutina

Cambia de vez en cuando la orientación de tus muebles porque eso le demuestra al universo que estás dispuesta al cambio y a fluir a través de las situaciones que se te presentan.

Imperfección y asimetría

El budismo no busca la perfección porque sabe que no se la puede pedir al ser humano. Entonces más que crear un entorno perfecto, la idea es generar un espacio armonioso y tranquilo.