Quedarse dormida al comer, el problema al que debes estar atenta

Apenas abrir los ojos, estar sumamente somnoliento y no poder salir a comer mucho a restaurantes son algunos de los síntomas a los que hay que estar atentas.

Sí, dicen que no hay nada mejor que una siesta después de comer, pero ¿hasta qué punto aquello es normal? Existe una preocupación en el último tiempo sobre las personas que se queda dormidas cuando están terminando sus platillos o inmediatamente después de comer, imposibilitándolas de seguir su rutina normal.

¿Dormirse en un problema?

person8020901280660x650.jpg

CC0 Pixabay

Lo es cuando el sueño alcanza tal nivel que la persona no puede controlarlo y se queda dormida literalmente en donde ella se encuentre. Tal como señaló el medio Daily Mail, se trataría de una condición llamada Coma Food (el coma de la comida, en español) o de Somnolencia postprandial, un estado fisiológico que ocurre en ciertas personas luego de ingerir alimentos.

Hay varias causas para que se presente este síndroma en mayor o menos frecuencia, sin embargo entre algunas de ellas podemos encontrar que la mayor parte del nivel de la sangre circulante va hacia los vasos que irrigan el sistema gastrointestinal, que los altos niveles de azúcar provocan un en los niveles de triptófano y que a su vez disminuyen el estado de alerta.

Pero es necesario considerar que no se trata del cansancio que viene luego de cada comida, sino que de una sensación de agotamiento de tal nivel que se hace imposible pararse, los ojos se cierran solos, es muy poco posible seguir con la rutina diaria y se debe dormir por un impulso fisiológico por unas 2 a 3 horas sin interrupción.

Se recomienda que si conoces a alguien así, en vez de asociarlo a un estilo de vida agotador, se visite inmediatamente al doctor, pues este síndrome es necesario que tenga atención clínica sin esperar a que el sueño sea imposible de controlar.