Cómo ordenar tus gastos cuando eres un completo desastre financiero

No sólo será un alivio para tu bolsillo, sino que te darás cuenta de que muchas de las cosas que compras son producto de la ansiedad y la impulsividad.

Empezaste a trabajar hace un tiempo y después de haber derrochado tus primeros sueldos (suele pasar), quieres ordenar tus finanzas de una vez por todas. A pesar de que lo has intentado, parece que tus técnicas no han funcionado como querías; siempre llegas corta a fin de mes.

¿En qué gastas tu dinero? ¿Son cosas que realmente necesitas? Este es el primer paso: tomar conciencia de lo que haces y dejar de funcionar como un robot. Cuando nos observamos a nosotras mismas, podemos ver las cosas con perspectiva y así ayudamos romper los malos hábitos, como el consumismo.

Puede que seas ordenada con tu plata, pero aún así llegas apenas a fin de mes, pero eso también puede ser porque la vida es cada vez más cara. Cuando sabes que estás gastando en las cosas que realmente necesitas, no vas a sentir ese cargo de conciencia típico del derrochador.

Aunque parezca difícil, no es imposible ordenarse. Tienes que tomar medidas y poner de tu parte, porque tus gastos no se van a organizar solos. Lo primero, es evitar las tentaciones. Si te pagaron el sueldo y sabes que te tientas fácilmente, evita los lugares que lo permitan.

blackfridayshopping.jpg

© Purse Blog

En vez de ir al centro comercial, sal a correr o anda a un parque y te tiras en el pasto. Distrae tu mente, haz que se enfoque en otra cosa que no sea comprar. Una vez que hayas cambiado el foco, te vas a dar cuenta de que esa tentación es un impulso ansioso.

Si te creas la necesidad cuando tienes el dinero, es impulsividad. Es distinto si ya habías pensado en algo que quieres comprar hace tiempo y que sabes que será un premio a tu esfuerzo. No se trata de restringirte al punto de dejar de disfrutar.

Puedes hacer una planilla de excel y ordenar tus gastos. Cada vez que compres algo, lo anotas (mes, día, cantidad) y también, registras la razón que te llevó a gastar en eso específicamente. Además de organizarte, vas a saber las intenciones que hay detrás.

Otra opción a la que puedes acudir son las aplicaciones móviles de finanzas. Así como ya te acostumbraste a usar filtros de Instagram, puedes crearte el hábito de organizar tus gastos con estas herramientas.

Una de las más populares es Gagosoto Factory, una app gratuita que distribuye tus gastos en distintas categorías, puedes adjuntar fotos de artículos o boletas y funciona con un sistema de planillas similar al de excel.

Hay muchas más, sólo tienes que buscar en tu smartphone y ordenarte, tu bolsillo definitivamente lo agradecerá. Además, te vas a dar cuenta de que necesitas mucho menos de lo que piensas para ser feliz.