Cómo empezar la semana con el pie derecho

Si vives de viernes en viernes, es probable que te estés perdiendo muchos buenos momentos que puedes vivir durante la semana.

¿Qué? ¿Ya es lunes? Así es. Esperamos muchos días el fin de semana, pero cuando llega, el tiempo pasa volando y no nos damos ni cuenta cuando el calendario marca lunes otra vez.

Cuando somos pequeños, se nos enseña que la semana es para las responsabilidades y que el fin de semana es el momento apropiado para el relajo y la entretención.

¿Está bien que se haga tanto hincapié en esta idea? La verdad es que para funcionar, necesitamos un orden. Claro, durante la semana la mayoría de las personas trabajan, estudian o tienen tareas que cumplir.

70682745897a49e3b418z.jpg

(cc) Francesco Coschignano / Flickr

Sin embargo, esto no quiere decir que de lunes a viernes tengamos que ser máquinas o seres que dejan la entretención de lado porque “así debería ser”. Si queremos partir bien la semana, deberíamos tener claro que no importa el día que sea, las cosas buenas ocurren independiente del momento de la semana en que estemos.

Si pensamos que durante la semana podemos hacer cosas entretenidas, probar experiencias nuevas y conocer personas interesantes, es muy probable que la percepción del lunes sea mucho más positiva.

Algo que podemos hacer para partir bien la semana, es plantearnos a nosotros mismos pequeños desafíos que harán de nuestros días algo distinto, más alegre, más creativo. Cosas simples que nos apartarán de la idea esclavizante de que la semana es sólo para las responsabilidades.

Si es lunes, pero ya planeaste una pequeña junta con tus amigas para el martes, lo más probable es que se te olvide que quedan varios días para el fin de semana. Se trata de vivir el momento, el día a día, sin importar las convenciones sociales o lo establecido en el calendario.