10 niñas brillantes que han hecho historia

Estas niñas de diferentes épocas han brillado por una inteligencia extraordinaria.

Les traemos los perfiles de 10 chicas con cerebros excepcionles, prueba de que las niñas también hacen historia pues, igual que los niños, son seres inteligentes por naturaleza.

A veces sucede que no se las educa en la inteligencia, que socialmente se prefiere que sean bonitas a que sean listas, que se insiste en convencerlas de que la ciencia, la tecnología y demás, son cosa de hombres. Por fortuna, esa perspectiva está cambiando, y el cambio comenzará a reflejarse en las estadísticas, tarde o temprano.

Mientras tanto, no se pierdan los perfiles de estas niñas brillantes.

Hipatia

(355-415)

hipatia660x650.jpg

Detalle del cuadro “La escuela de Atenas”, de Raffaello Sanzio (1509).

Hija del astrónomo Teón, tuvo contacto con las matemáticas y la astronomía desde muy pequeña. Su infancia estuvo marcada por la curiosidad hacia los fenómenos naturales y lo desconocido.

Fue educada en la Academia Neoplatónica en Atenas, en donde además estudió filosofía. Se dice que, en la Academia, su inteligencia era superior a la de sus compañeros.

La primera mujer matemática de que se tenga registro.

Sor Juana Inés de la Cruz

(1651-1695)

sorjuanajoven-1.jpg

generosenequidad.com

Antes de convertirse en monja, esta mujer novohispana fue una niña prodigio: aprendió a leer y a escribir por su cuenta a los 3 años. También aprendió náhuatl y latín, la segunda lengua en sólo 20 lecciones.

Tomó los hábitos para no casarse. Lo que le interesaba era estudiar ciencias: física, química, astronomía. Escribió poesía por encargo. Hoy su obra poética sigue estudiándose en todo el mundo.

Sor Juana es una de las escritoras más importantes de todos los tiempos.

María Agnesi

(1718-1799)

marc3adaagnesi.jpg

(cc) Wikimedia

Filósofa y matemática italiana. A los 5 años, ya hablaba y escribía francés a la perfección. A los 9, dio un discurso en latín, escrito por ella misma, frente a los intelectuales más notables de su tiempo. A los 13, dominaba la teoría de Newton y hablaba español, alemán, latín, griego y hebreo.

En 1748 escribió el Instituzione analítiche, el primer libro de texto que trató el cálculo diferencial y el cálculo integral de manera conjunta, con gran impacto en la enseñanza.

Sophie Germain

(1776-1831)

sophiegermain.jpg

(cc) Wikimedia

Nació en París. Cuando tenía 13 años, intrigada por la muerte de Arquímedes, comenzó a aprender matemáticas ella sola, en la biblioteca de su papá. Pronto aprendió latín y griego y leyó a Newton y a Euler.

Matemática, física y filósofa. A pesar de que sus padres se oponían a su interés por las ciencias, del sexismo de la sociedad de su tiempo, hizo invaluables contribuciones a las teoría de números y de la elasticidad.

Debido a los prejuicios contra su sexo, no pudo obtener un grado académico, pero trabajó de forma autónoma durante toda su vida.

Ada Lovelace

(1815-1852)

adalovelace.jpg

ibnlive.in.com

Matemática y escritora británica, hija de Lord Byron. Se la describe a menudo como la madre de la programación. Comenzó a estudiar matemáticas y ciencias desde muy pequeña. Tuvo la fortuna de recibir una educación a la que las niñas de su tiempo no tenían acceso.

En 1842, escribió el primer programa de computación, y el algoritmo para calcular una secuencia de números de Bernoulli, con la máquina analítica de Charles Babbage.

Existe una muñeca inspirada en ella.

Sofía Kovalevski

(1850-1891)

sofc3adakovalevskayacover660x650-1.jpg

adakorneditora.com.ar

Nació en Moscú. Se interesó desde muy pequeña por los números y las letras. Su padre no estaba de acuerdo con la idea de tener “mujeres sabias” en casa, pero la niña estudió álgebra a escondidas.

Fue la primera mujer de la historia en obtener un doctorado en matemáticas, y la primera en conseguir una plaza como catedrática universitaria.

Alice Munro narra su historia en “Demasiada felicidad”. En la luna hay un cráter que lleva su nombre: Kovalevskaya.

Grace Hopper

(1906-1992)

gracehopper660x650.jpg

galleryhip.com

Estadounidense, militar y científica de la informática. A los 7 años desarmaba despertadores para entender su funcionamiento. Su abuelo y su padre apoyaron su interés por las ciencias (cosa poco usual).

Fue la primera programadora que utilizó el Mark I (el primer ordenador electromecánico de IBM). Desarrolló el primer compilador para un lenguaje de programación y propició métodos de validación.

Shakuntala Devi

(1929-2013)

shakuntaladevi660x650.jpg

© New York Times

Nacida en la India, hija de un domador de leones, Shakuntala comenzó su relación con los números a los 3 años. También conocida como la “Computadora Humana” o la “Maga India de las Matemáticas”, asistió a la universidad siendo apenas una niña.

En 2006 publicó el libro In the Wonderland of Numbers, la historia de una niña fascinada con las matemáticas. Antes, en 1977, escribió The World of Homosexuals, un estudio pionero en su tipo, que dio pie a otros más.

Edith Stern

(1951)

edithstern660x650.jpg

© Business Insider

Nació en Estados Unidos. Antes de cumplir un año, ya hacía cálculos. A los 3, jugaba ajedrez y resolvía problemas aritméticos. A los 5, leía unos 6 libros al día y a los 8 ya había leído a Darwin, Freud y Platón. Entró a la universidad a los 12.

Cuenta con 128 patentes: le debemos algunos productos de la familia IBM. En 2012 recibió el premio ASME Kate Gleason Award por su labor en dicha compañía.

Ruth Laurence

(1971)

ruthlawrence660x650.jpg

© Oberwolfach Photo Collection

Matemática británica y catedrática asociada en el Instituto Einstein de Matemáticas (Jerusalén). Fue educada en casa. A los 12 años, quedó en primer lugar en el examen de admisión a Oxford. A los 17 años ya tenía 3 carreras terminadas.

Hoy es una especialista en teoría de nudos y tipología algebraica.