Una de las mejores playas del mundo está en México [viernes viajeros]

En la Riviera Maya está Punta Maroma, un paraíso color turquesa. ¡Lo tienes que conocer!

Si dentro de tus próximos planes está el de tener unas vacaciones únicas y llenas de sol y arena, tengo la recomendación perfecta para ti. Como dicen aquí en México “bueno, bonito y barato”, así es Punta Maroma, una playa que te va a enamorar.

De aguas cristalinas con inigualable efecto turquesa, Maroma está catalogada como una de las 10 mejores playas del mundo. Situada en la Península de Yucatán, México, a 30 kms de Cancún y con un clima que no te dejará perderte su deliciosa gastronomía y los cocos frescos de su selva tropical.

Si la visitas esta temporada, te abrazará una temperatura entre los 30° y 33° C. Sin embargo, al mismo tiempo disfrutarás de las aguas frescas de un mar abierto cuyos arrecifes de coral están a menos de 100 metros de la playa.

Es un lugar del que no quieres irte nunca. Desde muy temprana hora, en el embarcadero se estacionan los más impresionantes yates, de todos tamaños y formas. Sus tripulantes llegan de todo el mundo para reunirse en las palapas de la playa o los hoteles que rodean la península.

Lo más impresionante es la extensión de playa. La textura de la arena la hace parecer una enorme sábana blanca o una alberca de talco. No querrás dejar de pisar esa superficie.

La profundidad del mar, no rebasa ni el metro, aun así puedes maravillarte de la fauna marina del caribe que llega desde el arrecife con la marea. Cardúmenes de peces y algas de todas las especies no opacan nada de su cristalina textura.

maromaplayajpg.jpg

(cc) tripadvisor.com

En lo personal, quedé enamorada del contraste selva-playa. Ver la variedad de peces, aves y vegetación hacen de Punta Maroma la playa más bonita de la Riviera Maya.

Para disfrutar al máximo de todos sus rincones, puedes realizar actividades como vela, buceo, nado con delfines, excursiones, paseos a caballo, cuatrimotos o snorkel.

Para ingresar a la playa si no estás hospedado en ningún hotel, solo pagas la cantidad de $100.00 MXN y ¡listo! Entras al paraíso. Una vez ahí, serás atendido por gente amable y un mesero personal que te atenderá de lujo.

No dejó de sorprenderme la tranquilidad del lugar. Olvídate de la típica playa llena de turistas y paisanos en donde no puedes ni caminar y en donde generalmente abunda la basura. Muy al contrario Maroma, a pesar de ser bastante accesible en tiempo y dinero, todavía conserva el encanto de la privacidad, la tranquilidad y la limpieza.

Es momento una escapada romántica, aunque también puedes ir con tus amigas o sugerir este destino para las siguientes vacaciones familiares.

maroma2.jpg

Entonces, ¿nos vemos en la Riviera? ¡Yuju!