Actualidad

Pequeña guía para hacer propósitos realistas

¿Cómo vas a cumplirlos si incluyen cosas como “ir Venus en un barco”? El primer paso para cumplir tus propósitos es que sean eso, propósitos, y no deseos.

Hace un año les pasé una lista de tips para cumplir sus propósitos de año nuevo y oopsie! no lo logré.

En mi defensa he de decir que no seguí el primer punto: tener propósitos realistas. En mi contra, que bueno, soy flojísima y se me olvidaron por ahí de febrero.

Pero quedemos en que soy la víctima, mejor. La pregunta es, ¿cómo hacer propósitos realistas? Creo que el chiste es no hacer propósitos nada más por hacerlos, sino tener una motivación más fuerte que el 31 de diciembre, porque ese se olvida el 2 de enero.

Piensa en qué partes de tu vida necesitan ajustes

Hace poco me di cuenta de que 2014 fue un año horrible para mí. Mucho de eso, claro fue mi culpa.

Así que escojo mal a mis parejas y además me callo cuando algo me molesta. Como resultado, mi vida amorosa es un desastre y acabo muy enojada con mis amigos y no entienden por qué.

En vez de desear que aparezca un príncipe azul y que los demás me lean la mente, lo mejor sería aprender a elegir mejor y a decir lo que siento, ¿no?

¿Qué partes de tu vida necesitan ajustes así? ¿No te gusta tu empleo?, ¿nunca logras viajar?, ¿no ves a tu familia tanto como quisieras?

Ya que sepas lo que quieres debes hacer un plan de acción, llega a tus metas poco a poco, con pasos pequeños pero eso sí, calendarizados.

Convéncete de que puedes

A menudo somos nuestros peores enemigos y nos convencemos de que no lograremos nuestras metas. De que no tenemos fuerza de voluntad o de que será muy difícil. Detente. Si te autoboicoteas, hasta ir a la esquina a comprar café puede parecer poco realista.

Haz una lista de las cosas que te has propuesto y has logrado, como si fuera un cv, y mantenla a mano. Cuando sientas que te estás odiando, dale una leída.

Analiza también qué parte de responsabilidad tienes en tus fracasos. Perdónate, sí, pero ten presente tus vicios para reconocerlos y derrotarlos cuando lleguen a molestarte.

Piensa en los demás

Haz una lista de las personas más importantes en tu vida y luego analiza qué impacto positivo tiene cada una de ellas. Mi hermana, por ejemplo, nunca me deja tirarme al drama y además me apoya en todo y nunca entra en pánico. Mi mejor amigo siempre escucha y como es muy inteligente, las pláticas con él me hacen siempre ir más allá y argumentar lo que estoy diciendo.

Después analiza el impacto positivo que tú tienes en sus vidas. Haz lo mismo con los aspectos negativos.

Y ya que tienes las dos, enlista lo que podrías cambiar para mejorarlo todo.

¿Qué tiene que ver esto?  para empezar, recordar que no estás solo y que tú eres importante en la vida de los demás te da fuerza. Además, es más fácil reconocer nuestros errores cuando los vemos en nuestra interacción con otros.

Así es como me di cuenta de que soy egocéntrica. Propósito de año nuevo: preocuparme más por mi hermana en lugar de sólo llamarle cuando estoy entrando en pánico, ya que ella siempre me apoya y se merece que yo sea mejor persona. ¿Entiendes la dinámica?

*

¿Qué propósitos tienen?

Tags

Lo Último


Te recomendamos