¿Te tomas selfies por falta de sexo?

Según un estudio, el exceso de fotografías puede ser una llamada de auxilio ante una desértica vida sexual.

Hemos visto cómo la tecnología ha venido a llenar cada espacio vacío de nuestra vida. Antes necesitábamos de reproductores de música, celulares, cámaras fotográficas y un montón de otros dispositivos para poder realizar todas nuestras actividades cotidianas, pero ahora el celular ha venido a destronar a todos los otros aparatos electrónicos para coronarse como el gran rey.

Con el auge y el perfeccionamiento de éste, surgió la moda de las selfies, fotografías que nos sacamos a nosotros mismos y las subimos frecuentemente a redes sociales como Facebook o Instagram.

El problema es que recientemente el investigador holandés Christyntjes Van Gallagher, descubrió una inquietante relación entre el sexo y la nueva moda de las fotografías. Según el estudio “El rodaje de las dificultades y la soledad”, elaborado en la Universidad de Wageningen, las selfies serían una llamada de auxilio ante un inminente abandono sexual.

infomastern660x650.jpg

(cc) Infomastern/ flickr

Para el desarrollo de su investigación, Van Gallagher analizó el comportamiento de 800 personas adictas a las selfies esperando encontrar actitudes egocentristas pero, lo que finalmente llamó la atención fue que el 83% de las personas entrevistadas no tenía una vida sexual activa.

Según el investigador…

Los adictos a las selfies evalúan su nivel de bienestar en la imagen que construyen de sí mismos, utilizando las tecnologías para manipular la imagen real que obtuvieron de sí mismos, y así poder vender algo que no existe y sienten sobre ellos mismos.

Estos parecen ser casos llevados al extremo. (No queremos verte preocupada desde hoy por cada foto que te tomes y por lo mal que podrían pensar los demás al verla colgada en Internet.) Aunque de todas formas, ¿podrías llegar a creer que en ciertas ocasiones las selfies sí responden a las carencias mencionadas en esta investigación?, ¿o será que las tecnologías han ocupado tanto espacio en nuestra vida que estamos descuidando las relaciones más básicas y necesarias?