Cómo disfrutar Santiago en un día de lluvia

Hay mil posibilidades para disfrutar un día lluvioso. Consulta las opciones que hoy te presentamos. ¡Anímate!

Al despertar miré por la ventana y el cielo se venía abajo. La lluvia caía con furia en esta comuna del sector sur de Santiago, y supuse que estaría igual en toda la capital.

Los días lluviosos me ponen feliz, me dan más ganas de trabajar, de salir y de hacer cosas ricas para comer. Y aunque a muchas y muchos no les guste el invierno y solo esperen la llegada del verano (aunque antes, los alérgicos debemos pasar por una temible primavera), igual existen posibilidades de diversión.

Sal a caminar

franckmahon660x650.jpg

(cc) franck mahon/ Flickr

Todos sabemos los beneficios que tienen las caminatas para nuestra salud, pero caminar bajo la lluvia siempre tendrá algo de romántico, más aún si transitamos por lugares que nos evoquen sentimientos y sensaciones.

Si estás de paso por Santiago, o si simplemente quieres dar un paseo, puedes ir al Barrio París-Londres (un clásico que parece sacado de película), al Barrio Concha y Toro, recorrer el centro cívico  o tu comuna. Siempre se encuentran cosas nuevas, y es un desafío ver cosas que antes no habías descubierto.

Visita los museos y centros culturales

pitzyper660x650.jpg

(cc) pitzyper!/ Flickr

La ventaja de los días de lluvia es que Santiago está casi vacío, por ende, galerías, centros culturales y museos estarán disponibles para ti y unos pocos. No te quedes sin visitarlos y conocer sus maravillosas colecciones. Muchos de estos están relativamente cerca, ¡así que puedes hacer una ruta y aprovechar de caminar!

Toma un café mirando la lluvia

brndnsh660x650.jpg

(cc) brndnsh/ Flickr

En Santiago encontramos una gran cantidad de cafeterías y teterías  que puedes visitar en un día de lluvia. Lo mejor es sentarse cerca de un ventanal y mirar desde el interior sin ninguna otra preocupación (degustando tu infusión favorita y rodeada de aromas agradables) como cae el agua sobre los techos, los árboles, las plantas y la acera. Toda una experiencia.

El mismo café…viendo una película

bliblioarchives660x650.jpg

©Biblioarchives

Finalmente, si no quieres salir lejos, o prefieres quedarte acurrucada en un sillón, siempre está la posibilidad de ver alguna película, leer un libro, darte un baño relajante, bailar como loca, cocinar algo rico,  o simplemente disfrutar del hogar y de tu  propia compañía.