Cómo sacarle provecho al insomnio

Te propongo algunas actividades que puedes hacer cuando irremediablemente no conquistarás el sueño. Pero realízalas ocasionalmente porque dormir bien es muy importante, de hecho.

Hay personas a las que les resulta una mala idea tomar café, té o bebidas gaseosas en la noche y pagarán con insomnio su descuido. La mayoría de las veces los trastornos del sueño deben ser tratados médicamente.

Pero si recientemente te has encontrado en manos del insomnio y sientes que te está llevando a la desesperación darle vueltas a la nada e intuyes que en definitiva el sueño estará fuera del alcance esa noche, no queda más que sacarle provecho: ya estás despierto y eso no tiene que ser aburrido, que sea de utilidad mejor.

1. Limpiar

Este verbo es aplicable a varios contextos:

  • Limpiar el desorden de tu cuarto.
  • Limpiar escrupulosamente la cocina (mi favorito)
  • Limpiar tu área de trabajo en casa, si tienes.
  • Ordenar tu ropa en el clóset, organizar los pares de calcetines.
  • Aclarar tus pendientes: tachar metas cumplidas y quitar cargas si ya están resueltas.
  • Limpiar tu conciencia y aligerar cargas emocionales.
  • ¡Limpiar el correo electrónico es una buenísima idea!
  • ¿Qué más tienes por limpiar?

2. Experimentar la noche

Sal, no precisamente a la calle. Sal al patio, al balcón, a la azotea y siente la noche. Acompaña con alguna bebida e intenta meditar. Observa los detalles, estrellas si hay, los coches, los edificios, las voces. La noche es el otro mundo.

3. Planificar y avanzar en los pendientes

Empieza a darle batalla a tus cosas por hacer: responde los correos que no alcanzaste el día anterior, ve solucionando sin presiones aquello que pueda reducirte la agenda del día siguiente.

El insomnio te ofrece una inigualable capacidad para planificar a detalle que te hará más sencillo cumplir tus objetivos. Auxíliate de un cuaderno para tomar nota de la forma en que procederás así como replantear nuevas metas, las que son a largo plazo siempre son más emocionantes.

4. Leer, escribir o ver una película

Porque nunca se han visto suficientes películas ni se han leído tantos libros como desearíamos, seguro ahí tienes alguno empezado o la lista de las tantas que ver antes del fin del mundo; o las revistas a las que estás suscrito y no has terminado de leer. Ahora es el tiempo que tanto deseaste tener para esas cosas.

Escribir también es una forma de aprovechar las horas sin sueño, como un acto de introspección resulta útil de verdad.

Lo único que te puedo decir desde mi experiencia es que scrollear las redes sociales en la madrugada es la opción menos provechosa, y ya poniéndonos severos para tratar de conciliar el sueño pocos remedios funcionan tan bien como la masturbación. Eso sí, al día siguiente no queda más que armarse con un café bien cargado.

¿Qué otras ideas tienen para sacarle ventaja al insomnio, noctámbulos?