Lo que Gilmore Girls me enseñó de la vida

Esta serie marcó la vida de muchas chicas y hay algunas cosas que nos enseñó durante sus 7 años de trayectoria.

Hay series que marcan a ciertas generaciones. Los 90s tuvieron muchas series tipo “coming of age” que marcaron a nuestra generación. Lo que es cierto es que la primera década del siglo XXI también estuvo plagada de series que nos conmovieron, enseñaron y nos rompieron el corazón cuando terminaron.

Creo que muchas chicas nos identificamos bastante con una serie sobre una madre e hija: Gilmore Girls. Esta serie de Amy-Sherman Palladino cuenta la relación dinámica, graciosa y ligera de las chicas Gilmore: Lorelai y Rory. La historia comienza justo cuando Rory tiene 16 años, la misma edad que Lorelai tenía cuando la tuvo y así vamos desenredando su compleja historia de familia. La trama nos enseñó mucho de la vida y estas fueron algunas de las cosas que yo aprendí:

Embarazarse no quiere decir que arruinaste tu vida

En la historia, Lorelai siempre está tratando de ponerse en control de su situación. Con tal de lograrlo, se va de su casa y se hace cargo de su hija totalmente sola. Sin embargo, según sus anécdotas se la pasan muy bien, Lorelai incluso termina su carrera universitaria y al final del show ya es dueña de un hostal. Y como ella lo aclara, no tiene ningún arrepentimiento.

Todos los problemas familiares pueden resolverse

No porque cuando tenías 16 y estabas embarazada y te escapaste de casa porque no querías casarte significa que tengas que romper la relación con tus padres para siempre. Lo que es más, si vuelven a tu vida seguro habrá más problemas que resolver juntos.

El amor puede venir de donde menos lo esperas

Quizás Lorelai jamás pensó tener una relación estable con el dueño de su cafetería preferida, o Rory enamorarse de uno de esos chicos ricos que le caían tan mal, más allá, tampoco creo que haya pensado en enamorarse de un chico con muchos conflictos emocionales como Jess, sin embargo ocurrió.

Que por cierto, lo que la historia de Luke y Lorelai nos recuerda es que tu mejor amigo tiene un potencial muy bueno de novio.

Si no sabes cómo lidiar con tus sentimientos, busca ayuda

Uno de los mejores personajes de la serie es en definitiva Luke, el dueño de la cafetería preferida de las chicas Gilmore. Por años, él y Loralei tienen una relación amistosa muy especial, hasta que él se da cuenta de que podría haber algo más ahí. Antes de tomar un paso en falso, Luke comienza a tomar un curso de autoayuda sobre cómo lidiar con los sentimientos. Y resulta que no tiene tan malos resultados.

No es buena idea mantener una relación demasiado cercana con tu ex

Por muchos años, Lorelai se mantiene muy cerca de Christopher, el padre de Rory, sin comprometerse con ella pero sin dejarla ir, lo cual en mucho arruina la vida amorosa de la protagonista en muchas ocasiones. Incluso cuando su relación con Luke se vuelve más sólida y termina a causa de él. Como verán, los ex pueden regresar para arruinar tu felicidad. No, no, distancia chicas.

Cenar en familia puede hacer tus viernes muy divertidos

Aunque en un principio te parezcan un martirio, pueden ser la mejor parte de la serie, digo vida.

A veces necesitas volar sola

Ya rumbo al final, la relación entre Rory y Logan es sólida, tanto que él le propone matrimonio para que ambos se vayan a San Francisco. Ella rechaza la oferta y decide tomar el trabajo de su sueños. Así se hace chica.

Así que si lo necesitas chica, vuela sola. A veces lo mereces y lo necesitas.