Escuela prohíbe a un niño llevar su mochila de My Little Pony

Asistía a clases con su mochila de My Little Pony. Sus compañeros lo acosaban. La escuela le prohibió llevar la mochila de nuevo.

Se llama Grayson Bruce, tiene 9 años y un día le contó a su mamá que estaba siendo acosado en la escuela, por llevar una mochila de My Little Pony. Ella hizo lo que muchas madres habrían hecho en su lugar: informar a la escuela que su hijo era víctima del bullying.

Sin embargo, las autoridades del centro educativo, en lugar de reprender a los agresores, advirtieron a la señora Noreen Bruce que su hijo no tenía permitido volver a llevar la mochila a la escuela. Obviamente, ella puso furiosa, porque el concepto My Little Pony (el programa de televisión, los juguetes) le parece inofensivo.

[El show] Promueve la amistad, no usa malas palabras, no es violento, algo difícil de encontrar hoy en día, incluso en los dibujos animados.

En cuanto al bullying por parte de sus compañeros, Grayson habla de la situación:

Están llevando esto demasiado lejos… me golpean, me presionan, me ponen apodos horribles, cosas que no deberían estar pasando.

¿Cuál es el problema con My Little Pony? ¿Por qué les molesta tanto a los niños? ¿Qué sucede con el machismo de mamás y papás? El mes pasado, en Carolina del Norte (el mismo estado de este incidente), un niño intentó suicidarse porque sus compañeros lo hostigaban. La razón: es fan de My Little Pony: Friendship is Magic, el programa de TV.

graysonbrucemipequec3b1opony660x650.jpg

people.com / Noreen y Grayson Bruce

Después de que la escuela expresó su postura con respecto a Grayson, la familia Bruce creó en Facebook una página de apoyo para el niño, con el hashtag #SupportForGrayson (mientras escribo esta nota, cuenta con 33,226 fans), en que, además de hablar del caso, se comparten enlaces relacionados con el bullying.

Los Bruce también lanzaron una petición en change.org para que se le permita a Grayson usar su mochila y terminar con el hostigamiento. Al momento lleva 5,517 firmas recabadas. El niño ha recibido muestras de solidaridad en redes sociales, incluso de parte de los creadores del show.

La postura de la escuela ha llamado la atención, incluso en los medios más conservadores. El locutor Glenn Beck, por ejemplo, en su programa felicitó a Grayson, por tener “los huevos para ser diferente” (the balls to be different). Como si llevar una mochila de My Little Pony fuera equivalente a ser alien. Hay discriminación implícita en sus palabras.

Mientras tanto, la escuela insiste en que la prohibición tiene que ver con una estrategia para detener el bullying y no con una agresión hacia el niño, pero resulta agresivo prohibirle usar una mochila sólo porque les parece poco viril o lo que sea.

Ay, el género humano… ¿Qué se puede hacer para acabar con la mala vibra de una bola de escuincles malcriados? ¿Cómo se logra educar a sus papas, los principales culpables? ¿Ustedes de qué lado están? Espero que no pertenezcan al grupo de los machistas mylittleponyfóbicos.

Fuente: Mashable