Senado chileno aprueba idea de legislar Acuerdo de Vida en Pareja

“Hoy hemos dado un nuevo paso en esta lucha por las uniones civiles que iniciamos hace una década. El paso que está volviendo real lo que era un sueño”, declaró el Movilh en un comunicado de prensa.

La sala del Senado aprobó hoy en general por 28 votos contra 6 el Acuerdo de Vida en Pareja (AVP), iniciativa legal del presidente Sebastián Piñera que ingresó a tramitación parlamentaria el 17 de agosto del 2011 y que desde hoy abrió un período para la presentación de indicaciones.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) celebró la aprobación y se mostró “feliz por este contundente avance hacia mejores condiciones de igualdad para todas las familias, independiente de la orientación sexual o la identidad de género de sus integrantes. Hoy hemos dado un nuevo paso en esta lucha por las uniones civiles que iniciamos hace una década. El paso que está volviendo real lo que era un sueño”.

Añadió que “desde el 2006 que la mayoría del país y también del Parlamento están a favor de las uniones civiles, según todas las encuestas o sondeos. La votación de hoy más que demostrar un apoyo mayoritario, algo ya antiguo y conocido, es una muestra de voluntad política de las autoridades de llevar a la práctica lo que dicen y prometen”.

El organismo consideró que el avance de hoy “va en beneficio de todos los convivientes, en especial de las familias más pobres que carecen de toda protección jurídica y social. Estas familias que día a día piden ayuda a nuestra organización, pueden ver ahora una luz de esperanza”

Si bien es cierto el AVP despachado por la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia mejoró en varios artículos, aceptando las propuestas del Movilh, dicho movimiento consideró que faltan aspectos claves para que esta sea efectivamente una ley que resuelva los problemas de las familias que conviven.

En ese sentido, el organismo consideró que “es de la máxima relevancia que este proyecto regule la crianza de menores que han sido criados por los convivientes. No puede ser en que caso de fallecimiento del padre o la madre, el sobreviviente que ha criado al menor sea despojado del niño porque los legisladores no quisieron o se olvidaron de regular este tema. No puede ser que, una ley sobre familias se preocupa sólo de bienes y herencia y no de los más importante, las personas”.

Para tales efectos el Movilh ya tiene preparada una batería de nuevas indicaciones que ya ha presentado a varios parlamentarios, incluido el presidente del Senado, Jorge Pizarro.

“No puede ser que la autoridad se preocupe de regular casas y autos, que por los demás muchos convivientes no tienen, y dejen fuera de la protección a los hijos, a los niños y niñas de estas familias.”, sostuvo la organización.

El organismo repudió, por último, a “quienes hoy nuevamente dieron la espalda a la diversidad social y familiar, poniéndose en lado más injusto de la historia. Una historia registrada que dirá a las futuras generaciones que al año 2013 aún había autoridades legislativas que rechazan leyes sólo en función de su desprecio a las minorías sexuales”.

Del mismo modo “repudiamos a quienes proponen un AVP sólo para homosexuales. Leyes especiales para gay, son homofobia y apartheid. Leyes de convivientes, que dejan fuera a los heterosexuales, son discriminación e imposición totalitaria del matrimonio como única forma de regular las uniones y proteger a las familias. Nada de eso lo toleraremos”, puntualizó el Movilh.