Cumplir los propósitos de Año Nuevo es cuestión de tres semanas

Cualquier costumbre, por vieja y fuerte que sea, puede modificarse con constancia y decisión en tan solo tres semanas. Los primeros tres días son cruciales para todo nuevo empeño o reto.

La palabra mágica para que logremos cumplir lo que nos proponemos este año que viene es: hábito y si lo piensan a fondo, no tiene nada de mágica, al contrario, requiere de conciencia y esfuerzo, voluntad y decisión.

Ahora, ¿Se pueden establecer los hábitos en nuestras vidas? Totalmente. ¿Cómo? La psicóloga británica Vera Peiffer, experta en técnicas para superar hábitos explica:

Con un poco de atención y algo de dedicación, las costumbres negativas pueden transformarse en positivas. Ese trabajo de cambio psicológico consigue que la persona tenga más confianza en sí misma, que mejore su autoestima, y además le ayuda a conseguir las metas que se propone.

Vera explica que los hábitos son rutinas que asocian una situación determinada y una respuesta automática. Lo mismo que cuando aprendimos y acostumbramos a cepillarnos siempre los dientes antes de acostarnos, el hábito problemático también se reproduce, de manera regular e invariable, siempre que se presenta una situación particular.

Aunque sólo haga cinco minutos de ejercicio al día, la persona que se ejercita durante ese breve lapso, lleva ventaja respecto de la que no hace nada. Hasta un pequeño cambio es mejor que ninguno, señala Peiffer.

El primer paso para comenzar es preguntarnos, ¿qué debo hacer, qué debo cambiar.? Todos lo sabemos cuando estamos atrapados en la rutina, aquí no hay espacio para la respuesta “no sé”. Ahora bien, comenzar podría parecerse al hecho de un primer par de tenis para entrenar. Cuando los compramos, es posible que en los primeros días de uso nos lastimen, pero después encajan perfecto con nuestros pies y con ellos recorremos largas distancias; casi es imposible deshacernos de ellos.

Resistencia al cambio llamada “homeostasis”

Este estado conocido como homeostasis -la búsqueda de una condición y ambiente estable y constante- ayudó a nuestros antepasados a sobrevivir durante un periodo en la historia lleno de cambios; la desventaja que nos ha dejado es que se presenta también cuando necesitamos cambios de hábitos de negativos a positivos. Es debido a esta condición natural que nos resistimos tanto al cambio. Sin embargo, ¿se puede combatir?, ¡claro!.

Manteniendo el ejemplo del corredor y sus tenis para entrenar, si la persona mantiene el compromiso de andar el camino a lo largo de los primeros veintiún días, la energía adicional que le ha dedicado en los duros comienzos se tornará un acto habitual, es decir se transformará en un hábito, que no le supondrá coste de energía adicional, asegura Vincenzo Giglio, experto en el tema.

Ya sea correr, meditar, leer, pasear, o cambiar cualquier aspecto del estilo de vida, será a partir del “Día 21” (tres semanas después) algo realmente fácil y rutinario para realizar. Incluso la propia necesidad interior nos impulsará a su realización, afirma el experto.

En este proceso los primeros 3 días son esenciales. Un estudio del departamento de psicología de una universidad norteamericana, demostró que si transcurre demasiado espacio desde que nace una idea en la mente hasta el primer paso hacia la materialización de dicha idea, existen mínimas posibilidades de que esa idea de frutos, indica Giglio.

Para el especialista, por lo tanto, si un individuo decide llevar a cabo una idea, como por ejemplo, escribir una carta a un amigo, es importante que el primer paso concreto lo realice a lo largo de esos tres primeros días.

Quizá habíamos escuchado antes que son necesarios 21 días para establecer hábitos, ponerlo en un contexto de 3 semanas parece aún más fácil. Sin embargo, aunque sea un simple número, lo que determinará nuestro logro será el nivel de compromiso que tengamos con nosotros mismos, entonces, así será más fácil cruzar primero esos 3 días y luego toda la vida. ¿Qué les parece?, ¿están comprometidas con algo más grande que ustedes mismas?, ¿lograrán este año todo lo que se proponen? Yo estoy segura que sí.

Fuente: mujerdeelite