Cuando todas la mujeres se resumen en una, estas enamorado: Carlos Fuentes

La perspectiva de Carlos Fuentes respecto a la mujer y su verdadero significado para el hombre.

A unos cuantos días del primer aniversario de muerte del escritor, recurrimos a la memoria para recordar su perspectiva sobre la mujer.

La muerte de dos hijos y dos lindas mujeres marcaron la vida trágica de Carlos Fuentes pero el destino le puso en el camino a una galaxia misma: Silvia Lemus.

Carlos Fuentes descubrió a sus quince años lo más maravilloso de su vida “saber que existe Borges, el tango y las mujeres” esto confesó para el diario The Guardian, desde ese entonces, “el denominado dandy” porque siempre vestía impecable fue muy enamoradizo pero no conoció el verdadero significado de la mujer hasta que la tragedia misma lo alcanzó.

En cuanto a su sex appeal “claro que se podía decir que era amado por las mujeres y envidiado por los hombres. Todo mundo decía que era muy guapo y muy agradable. Llamaba mucho la atención porque era un hombre bien vestido. Por ejemplo, usaba lino blanco en primavera”, dijo la escritora Elena Poniatowska, quien conoció a Fuentes desde 1951.

Fuentes vio morir a dos de sus esposas, una por cáncer y la otra se suicidó, el dolor tocó las fibras más sensibles de su corazón, pero siempre se mostró fuerte ante todo y todos.El principio de la década de los 70 estuvo marcado por otra gran pérdida, la de su padre, en 1971, pero también por un encuentro fundamental con la periodista Silvia Lemus, en 1972 la pareja decidió casarse. Conocer a Silvia para Carlos fue el paraíso y esto le hizo reflexionar sobre el verdadero significado del amor de pareja y la imagen de la mujer, sinceramente el nunca escribió demasiado acerca de las féminas pero conocer a una mujer como Silvia lo hizo llegar a decir:

“Si todas las mujeres que he querido se resumen en una sola, la única mujer que he querido para siempre las resume a todas las demás. Ellas son estrellas. Silvia es la galaxia misma”, escribió Fuentes en el libro En esto creo.

Esta es la perspectiva de Carlos respecto a las mujeres, cada una de nosotras somos una estrella, que brilla y resplandece sola en el firmamento, bellas y hermosas tal cual somos, pero llega un momento en la vida donde estas estrellas unitarias se convierten en una galaxia completa para el hombre de su vida.

“Mi destino fue encontrar a Silvia (su esposa) y convertir el mío en el suyo”, llegó también a  escribir Fuentes.

No hay duda que las sabias palabras de Carlos, sirven para valorarnos más y hacer reflexionar un poco más a los hombres sobre nuestro verdadero valor y saber que cuando nos hemos convertido en la galaxia de alguien: el amor está más presente que nunca.

Fuente: CNN