Historiador rescata documento sobre juicio por lesbianismo en el siglo XVII

El libro recoge el proceso de inquisición realizado a dos mujeres amantes que lucharon contra todo por estar juntas en una época oscura.

Una investigación realizada por el historiador estadounidense Federico Garza Carvajal (Laredo, Texas, 1959) y documentado en el libro “Las Cañitas”, da cuenta de la persecución de una relación homosexual femenina a principios del siglo XVII. Se trataría del primer caso registrado en la historia.

El libro recoge el proceso de inquisición realizado a dos mujeres amantes que lucharon contra todo por estar juntas en una época oscura.

Junio de 1603

Inés de Santa Cruz, ex “monja-beata-priora”, y Catalina Ledesma, fueron detenidas y juzgadas en Salamanca por “bujarronas” (los entrecomillados responden a transcripción textual de documentos históricos).

De acuerdo a lo descrito en el antiguo documento del proceso,“trataba la una a la otra con un artificio de caña en forma de natura de hombre”.  Al parecer, ambas mujeres se las habían ingeniado para inventar una especie de consolador, sin embargo, la arqueología reconoce este instrumento en sus más variadas formas, hace más de 25.000 mil años, siendo popularmente conocido como “Las Cañitas”.

“Con sus manos la abría la natura a la dicha Catalina hasta que derramaba las simientes de su cuerpo en la natura de la otra por lo cual las llamaban Las Cañitas y esto es público y notorio entre las personas que las conocen”, detallan los documentos, agregando descripciones como: “Había mucho escándalo y murmuraciones en el barrio”.

En el texto, Garza Carvajal explica que: “a efectos judiciales no era la primera vez que Catalina e Inés estuvieron detenidas por tener relaciones lésbicas”. En 1601, en Valladolid, el amor entre estas dos mujeres ya habría sido juzgado.

facsimil.jpg

Facsímil de la copia del proceso a Las Cañitas / ARCHIVO GENERAL DE SIMANCAS

Federico Garza Carvajal, procedente de una familia de judíos sefardíes, encontró en Simancas -municipio de España- el documento que revela esta legendaria realidad: “Hacía tiempo había empezado a investigar sobre la sodomía masculina a partir de que me doctoré en Ámsterdam en 2000. Tardé dos años en la lectura y transcripción del proceso, y primero escribí mi libro en inglés, e hice después un segundo libro en español que se edita primero. A fines del verano saldrá la edición inglesa”, agregando que:  “En los archivos españoles hay mucho que buscar, y aunque vivo a caballo entre París y Valladolid, no quiero alejarme de Simancas. También he investigado en archivos de Sevilla, Burgos, Madrid y Toledo. Mi vida está en los archivos y doy gracias a Isabel Aguirre – jefa de la Sala del Lector del Archivo de Simancas-, que me ha ayudado mucho. Recuerdo que en 1992 el historiador español Rafael Carranco, que actualmente es catedrático en Montpellier, me orientó hacia Simancas”.

El material encontrado cuenta con 142 páginas y aunque posiblemente existan más archivos, lo cierto es que hasta el momento, se trata de la única pieza documental que ha salido a la luz de la historiografía moderna.

La reliquia reúne la información de los tres procesos —dos en Valladolid y uno en Salamanca— realizados contra Inés y Catalina entre los años 1603 y 1606 y que Garza Carvajal contextualiza, rebuscando en las biografías de estas mujeres que tras alegatos y apelaciones, fueron separadas, dictamen que desobedecieron, por lo que fueron azotadas y posteriormente desterradas, convirtiéndose hasta ahora en el primer registro de condena de una historia de amor homosexual femenino.

Fuente: ElPaís.com