Sexo de reality

Cuando la pasión es más fuerte que pensar en las millones de personas te están viendo.

Mundos Opuestos es el programa que hoy la rompe en la televisión chilena. Los conflictos, coqueteos, mujeres guapas y hombres exquisitos, son lo que marcan la clave del éxito. Hay que sacarle el sombrero al que hizo el casting, porque es lo que les está dando tanto éxito.

Lo que tiene preocupados a los creadores es la gran cantidad de filtraciones a la prensa. Ya se sabe que pronto veremos la eliminación de Fernando Poblete a manos de Tony Kamo y la salida por problemas de salud de la “fifi” Ivana Simunovic. Esta última, sale en medio de rumores sobre un posible embarazo, lo que hace especular a muchos que pudo haber entrado así o que tuvo sexo con alguien allí dentro, pero nunca se le vio coqueteando, ya que está en pareja con alguien de afuera.

Muchos hablan de que ya hay sexo dentro del programa. Que la pareja de Wilma González y Marcelo Marocchino, lo pasan increíble en los matorrales y que ya destinaron ese sector como el lugar de las parejas. Se dice que las cámaras no llegarían a ese lugar y que por eso no se muestran, aunque en lo personal, no me interesa ver tanta intimidad.

Sin embargo, esta no es la primera vez que se vería sexo en un reality. Cómo olvidar la escena de Angie Alvarado con Nabih Chadud en pelotón de TVN debajo de las sábanas o cuando en ese mismo programa la chica Pía Rivera engañaba a su futuro marido con el pascuense Martín Hereveri. En ese caso, el canal nacional mostraba las imágenes, ya que eran dentro de al casa, al contrario de lo que ocurre en Mundos Opuesto hoy.

Entrando al plano internacional, en reality español La Granja, también hubo una escena que mostraba directamente una escena bastante acalorada entre la actriz y cantante Alicia Machado junto con Fernando Acaso, donde ambos no pudieron controlar sus pasiones y su encuentro fue visto por millones de personas.

Lo mismo ocurre en el reality Gran Hermano, y en todos los programas de este tipo. En lo personal creo que es parte del juego y del ser humano tener sexo. Además, para los creadores es mucho mejor que ocurran este tipo de acercamientos, ya que genera mayor audiencia.

En mi caso, jamás sería capaz de entrar a un reality y menos de tener sexo delante de tanta gente, pero es mejor no escupir al cielo. Si bien el saber que te están grabando lo hace más erótico y entretenido, no sé si me excite tanto saber que en mi casa me están viendo.

Y tú, ¿qué opinas de esto?