Tu ex se casa

Cuando llega esa noticia, para algunas es terrible, es que la sensación propiedad suele ser muy fuerte.

Hace un tiempo mi amiga Denisse escribió un artículo sobre lo complejo que es ver a tu ex con una nueva polola, más aún si él te pateó y si tú todavía no encuentras pareja. Es una sensación como de sentir que te pertenece y que no puedes hacerte la idea de que él esté besando a otra persona, acostándose con ella y en algunos casos viviendo con su nueva conquista.

Pero lo que es aún un poco más extremo es saber que tu ex se va a casar con otra chica. Obviamente que es mucho más doloroso si no has podido olvidarlo, pero lo raro es que sigue siendo un cúmulo de sentimientos encontrados pese a  que ya no estén juntos hace bastante tiempo y que ya te hayas desenamorado.

Una amiga pasó por esto. Ella tuvo un pololeo muy largo hasta que el mal genio de él y sus constantes celos terminaron por deteriorar la relación. Luego de casi dos años, supo que él se casaría y en lugar de tener esas ganas de correr a sus brazos o sentir esas ganas absurdas de recuperarlo –porque a algunas les pasa- pensó “¿por qué él se casa y yo no?, si además tiene un humor del terror, ¿cómo encontró a alguien que lo soportara?” y fue de esta forma como empezó a cuestionarse sobre si se ya era hora de casarse y si debía buscar marido lo antes posible.

Menos mal que sus temores absurdos se fueron y se dio cuenta que cada uno tiene sus tiempos, sobre todo para tomar una decisión tan importante.

Resumiendo, siempre es extremo ver a tu ex con otra mina. Da como celos, sentimiento de propiedad y si estás sola, solo quieres encontrar pareja lo antes posible para estar a la altura. Pero dejémonos de tonteras, si no estás con él es porque no eras feliz o porque no es para ti. Si alguien no te quiere como lo mereces no sirve. Ya aparecerá ese tipo a tu medida.

¿Has pasado por esto?