Nunca es fácil decir adiós

A veces tenemos que dejar atrás a las personas que más queremos

Durante los años que pasamos en la Universidad, mi grupo de amigas de la preparatoria fue haciéndose más diverso y cada vez era más claro que cada una buscaba trazar un camino muy diferente al de la otra.

El grupo de amigas se hizo más fuerte aunque nos veíamos muy poco. Aprendimos a aprovechar cada minuto que pasábamos juntas como si fuese el último; y aunque dentro del mismo grupo de diez amigas habían lazos más fuertes entre unas, era claro que todas estábamos donde queríamos estar y compartiendo los tropiezos de la nueva vida de adulto con quienes más queríamos.

Pleitos, fiestas en pijama, viajes, llantos y discusiones sin sentido complementaron toda la experiencia de crecer junto con personas que estaban igual de confundidas que yo. Novios, parejas y hombres que resultaron ser psicópatas entraron a nuestras vidas y se fueron también pero el lazo de amigas siempre se mantuvo ahí.

Bastaría con contarles a qué se dedica cada una del grupo para que entiendan lo diverso que es el grupo: desde una bióloga hippie, hasta una artista con sueños de hip hop a una abogada defensora de los derechos de la mujer conforman nuestro pintoresca y divertida manada.

Recién terminamos la Universidad a todas se nos hizo claro (aunque ninguna lo quería admitir) que pronto tendríamos que decir adiós para perseguir nuestro sueño personal. Algunas partieron desde hace mucho, otras estamos en el proceso (entre esas estoy yo) y por último están las que todavía están descifrando cuál es el siguiente paso.

Aunque se me haga increíblemente difícil imaginarme sin ellas como cómplices de los mejores días y noches de mi vida, estoy segura que la distancia ni el tiempo pueden deshacer el lazo tan fuerte que creamos durante todos estos años.

Ahora que es esa época del año en que recuerdo detenidamente lo vivido, me doy cuenta de lo afortunada que soy por tener amigas incondicionales y aunque no fue fácil decir adiós, ellas me recuerdan que tan solo es un Hasta Luego.