¡Qué lleguen luego las liquidaciones de verano en Chile!

Las mejores del año.

liquidacic3b3n558x215.jpg

La segunda quincena de enero es la semana de las liquidaciones en Chile, todas las grandes tiendas se ponen en campaña y compiten unas con otras por las mejores ofertas de verano y la gente, por supuesto, se abalanza sobre los descuentos, es que la liquidación de verano es la mejor del año y con el tiempo ha alcanzado la categoría de: “panorama de las vacaciones”.

Este 2011 la cosa viene un poco lenta, hasta el momento las únicas tiendas en oferta son Paris con su liquidación de Grandes Marcas y Falabella con La Gran Liquidación Falabella que publicitan en la televisión y los diarios, el resto de multitiendas no se han pronunciado. Si no lo hacen luego se les va a pasar el tiempo y va a llegar cuando estén promocionando los uniformes de colegio la primera semana de febrero (¡Qué trauma para los niños que les corten así las vacaciones!).

Lo bueno de las ofertas de verano es que está todo en liquidación: terraza, hogar, línea blanca, vestuario (hombre y mujer), tecnología, etc. Paris tiene hasta 60% de descuento en terrazas, 30% en vestuario, 30% en trajes de baño mujer y 40% en sandalias femeninas además de 2×1 en miles de poleras, toallas de playa, de baño y sábanas. Mientras que Falabella tiene desde las camas hasta la maletería en oferta, todo de todo: toallas de playa con 60% de descuento, juego de comedor con seis sillas a mitad de precio, Notebook Lenovo a $159.900, set de camping a $34.900, un Box Spring Rosen $200.000 más barato, etc. Pero usando la tarjeta CMR.

Lo que más, más nos gusta de las ofertas de enero es que lo que compramos (a precios ridículos pasada la navidad) lo podemos usar de inmediato, no como en las liquidaciones de invierno, por ejemplo, donde rematan al final de la temporada cuando ya no hace frío y aunque compramos igual, tenemos que esperar un año completo para poder usar lo que compramos. En verano la cosa es diferente: compras una hamaca con 80% de descuento y la instalas en el patio a penas llegas a tu casa, es perfecto. Lo mismo pasa con los vestidos, los trajes de baño que queremos estrenar en la playa, las sandalias, los bloqueadores, los lentes de sol, las bicicletas…

Por eso, ¡qué lleguen luego las liquidaciones de verano!