Necesito aprender a decir NO

Mi adolescencia podría haber sido menos estúpida con un simple NO. Y qué decir de la universidad.

(cc) roland

Siempre me ha costado decir no. Desde niña mi mente al parecer fue acondicionada a responder si a todo lo que mi mamá me pidiera o señalara, porque si mi última palabra era negativa fijo me llegaba una palmada o castigo. No quiero culpar a mi madre de todo pero estoy intentando descubrir la génesis de mi problema con la palabra NO.

Después cuando adolescente ahí si que hubiese sido la panacea aprender a decir que NO a cientos de cosas que en realidad no me interesaban pero por tratar de sentirme parte de un grupo de personas siempre acepté, y no es que me ponga grave ni que me arrepienta de cosas, pero mi adolescencia podría haber sido menos estúpida con un simple NO. Y qué decir de la universidad.

Lo que pasa es que a veces da tristeza negarse a los demás, pero con el tiempo descubrí que es necesario para desarrollar nuestros propios planes y no vivir a través de los otros. Comenzar a preocuparse de uno mismo es lo mejor, no quiero sonar egoísta pero al parecer es eso o constantes malos ratos. Tal vez esto me ayudará a canalizar mi rebeldía hacia situaciones, actitudes o actividades más constructivas.

El problema es que después de comprometerme a hacer algo que no quiero me atormento con la idea y si luego decido no hacerlo tengo que llamar para avisar que no lo haré entonces causo una decepción que podría haber evitado.

“El juego continuo de tener presente al otro nos complica la vida. Y en parte tiene que ser así, pero cuando la persona nunca se atreve a decir «no» tiene un problema de autoestima serio” recalca a ABC.es Xavier Guix, psicólogo, especialista en comunicación y programación neurolingüística, y autor del libro “Atrévete a decir no y refuerza tu autoestima” (La Esfera de los Libros).

Según el autor existen 7 claves para aprender a decir NO:

  1. Entender que puedes hacerte respetar.
  2. Reclamar aquello que consideras tu derecho.
  3. Asumir que es imposible que todo el mundo te quiera.
  4. Pensar en ti positivamente.
  5. Actuar en lugar de deprimirse.
  6. No esconderse de los demás.
  7. Restar importancia cuando algo salga mal, siempre que sientas que te has afirmado.