Culpable por llevar pantalones

lubnahussein1525x350.jpg

Lubna Ahmed al Hussein fue arrestada a principios de julio en un restaurante por llevar pantalones, y fue declarada culpable de indecencia, según fuentes de Sudán. Lubna, que se negó a admitir su culpabilidad durante el juicio, tuvo que optar por pagar una multa de 209 dólares o recibir la pena ordinaria de 40 latigazos según la interpretación de la sharia (ley islámica) en Jartum.

La reportera sudanesa salió de la cárcel este martes. La Unión de Periodistas sudaneses pagó la multa para expresar su apoyo a la lucha de Lubna Hussein por los derechos de la mujer.

Hussein ha llegado lejos en su batalla. Si bien aún no ha conseguido que se anule el artículo 152 del código penal de 1991, que conlleva una pena máxima de 40 latigazos a todo aquél o aquella que “cometa un acto indecente, un acto que viole la moralidad pública o que lleve ropa indecente”, ha logrado movilizar a la comunidad internacional y a las asociaciones de su país.

Las mujeres que fueron detenidas junto a ella recibieron diez latigazos, pero el caso de Lubna Hussein generó tanto alboroto que el Tribunal finalmente le ahorró los latigazos.