Wellness

Los peligros de idealizar a los ‘antigalanes’ que ves en tus películas y series favoritas

Cuando se supera la barrera del ocio, podemos hacer muy malas elecciones.

idealizar personajes televisión

La dominación de Christian Grey. El control obsesivo de Massimo Torriccelli. Las mentiras de Daniel Cleaver. Hay algo que tienen los antigalanes del cine y la televisión que nos atrae hasta el punto de empezar a idealizar eso como algo que nos gustaría en una relación.

Sin embargo, al mirarlo objetivamente, nadie quiere que un capo de la mafia italiana lo secuestre y lo obligue a enamorarse de él, independientemente si luce como el modelo italiano Michael Morrone.

A primera instancia puede parecer una fantasía inocente, pero cuando trasladamos esa búsqueda de rasgos a la pareja real, pronto nos veremos atrapadas en una relación tóxica con secuelas para la salud emocional, porque a veces no es mucha la distancia que separa la ficción de la realidad.

Idealizar a los antigalanes de la televisión tiene un riesgo

Un reportaje de El Confidencial afirma que el Decamerón de Bocaccio fue creado para entretener durante la peste negra en el siglo XIV, porque «los mundos de ficción sí que pueden ser sustitutos de los reales», así que no es descabellado empezar a querer un galán de carne y hueso que se comporte como el de la pantalla.

Según el psicólogo Juan José Rodrigo a La Razón, «estos episodios se dan especialmente en etapas de desarrollo como la adolescencia, donde todavía puede costar diferenciar ficción de realidad y la fantasía vuela sin control».

De manera frecuente, se empieza a desear con gran anhelo a estos personajes cuando se atraviesan etapas de insatisfacciones o frustraciones, por lo que se canalizan las aspiraciones con ese protagonista ‘ideal’.

Para el experto, los problemas serios aparecen cuando se empieza a sacrificar la vida real por idealizar, menospreciando las relaciones de pareja actuales o buscar algo igual.

«Se puede llegar a pensar que si encontrásemos una persona como ese personaje se solucionarían todos nuestros problemas. Se cae así en la peligrosa especulación sobre cómo sería nuestra vida con ese personaje», reseña la fuente.

«Sentimos la presión de alcanzar unas sensaciones que han diseñado a medida, pero una serie o un personaje solo son un punto de vista de una inmensa realidad», reflexiona el experto.

En este caso, Rodrigo afirma que la mejor solución es «enfocar nuestra vida real en qué nos hace disfrutar y no en qué nos haría disfrutar más».

Más de este tema:

Cuando soy yo la que le fue infiel a mi pareja y le fallé a nuestra relación

Si tu pareja quiere que cambies estas cosas, realmente no te ama

Jennifer Lopez y otras famosas que nos enseñan la importancia de cerrar ciclos a tiempo

Te recomendamos en video:

Tags

Lo Último


Te recomendamos