Wellness

15 cosas en las que siempre debes invertir tiempo para ser más feliz

Es fácil caer en la rutina y el hartazgo pero los pequeños cambios hacen una enorme diferencia

El 2020 fue un año muy complicado para todos y el 2021 no está siendo muy diferente.  La pandemia de Covid-19 sigue extendiéndose por todo el mundo y el hartazgo frente a las malas noticias y el encierro es cada vez más fuerte. Es inevitable sentirnos atrapadas y sin rumbo, en una rutina en la que todo es lo mismo todos los días y en la que no parece haber muchas opciones.

Cada día es una prueba diferente y cada día aprendemos una nueva lección. Hoy más que nunca hemos aprendido a valorar lo que tenemos, a ser emocionalmente fuertes y a reconectar con lo que hemos perdido por vivir tan acelerados.

Todos nos hemos enfrentado a diferentes pérdidas, desde un trabajo hasta de un ser querido. Claro, la vida ha dado un giro de 180º pero hemos aprendido adaptarnos y a sobrellevarlo. Si algo nos ha enseñado la pandemia es que aún en medio del caos, siempre hay motivos para sonreír y agradecer.  La vida es demasiado corta como para pasarnos cuestionando el por qué de las cosas (por qué a mí, por qué pasó esto, por qué no puede ser diferente). 

La clave de la felicidad en estos tiempos está en las pequeñas cosa. Muchas veces lo olvidamos pero aquí te dejamos una lista de 15 cosas en las que debes comenzar (o volver) a invertir tiempo para ser feliz:

1. Escribir cosas a mano. Cartas a amigos, listas para la tienda, metas para la semana, notas románticas para tu pareja, un pequeño cuento…¡hay tantas opciones! Nos hemos acostumbrado tanto a lo digital que hemos olvidado cómo escribir a mano. Inténtalo, te sentirás mucho mejor por los beneficios emocionales que esto trae consigo.

2. Disfrutar del tiempo para no hacer nada. Es genial tener muchas actividades en las que puedes ocupar tu tiempo pero ¿has probado hacer nada? Los italianos tienen un dicho muy popular que dice: «dolce far niente» o «el placer de hacer nada».

3. Pensar antes de responder. Los mensajes digitales son un arma de doble filo porque nunca sabemos con qué tono que la otra persona está siendo agresiva con nosotros por lo que nuestro instinto nos hace responder sin pensar antes. Antes de enviar tu respuesta, respira profundo y piensa en lo que estás diciendo.

4. Preparar una buena comida por el simple hecho de hacerlo.

5. Vestirte elegante porque sí. El encierro nos ha llevado a pensar todo el tiempo en comodidad pero arreglarte de vez en cuando tiene efectos psicológicos sorprendentes. Sólo por hoy ponte un poco de labial rojo y un vestido bonito, tómate fotos y siéntete hermosa.

6. Lee un libro físico ¡nada de versión digital! 

7. Llama a un familiar sólo para saludar. Nos hemos acostumbrado a pensar que las llamadas telefónicas son molestas pero hay muchas personas a las que les puedes alegrar el día con tu voz. ¡Inténtalo!

8. Desconectarnos de la tecnología. Nada de redes, nada de Netflix.  Necesitas un respiro.

9. Limpiar porque es satisfactorio y hacer cosas como pintar paredes o conseguir flores frescas solo porque es terapéutico.

10. Siéntate a escuchar música. No sentarte como todos los días y poner música mientras trabajas sino simplemente sentarte a contemplar el entorno mientras pones tu playlist favorita.

11. Sal al balcón, la azotea o simplemente acércate a la ventana para tomar un poco de sol. Si el lugar en donde vives te permite dar un pequeño paseo alrededor, házlo pero procura que te de sol.

12. Cuando las cosas se pongan demasiado difíciles, cierra los ojos, respira hondo y vuelve a empezar. Es simple y ayuda más de lo que crees.

13. Baila o canta…¡o ambos! Los beneficios de hacer esto son increíbles. Deja creer que es ridículo. No sientas pena, sólo déjate llevar.

14. Toma un baño. Puede ser que prepares la bañera o te des una ducha rápida. Házlo en cuanto te sientas sobrepasada o cuando no estén fluyendo las ideas. Bien dicen que el agua se lleva las penas.

15. Haz una lista de gratitud. ¿Recuerdas el punto sobre escribir como una forma de terapia? Pues ahora trata de que sea una lista de gratitud. Trata de hacerlo antes de que termine el día, ¡verás cuántas cosas buenas pasan en tu vida! El agradecimiento es mágico.

Más de este tema

Ser tía me enseñó que la verdadera felicidad está en los detalles más pequeños

Para encontrar la felicidad, aprende a cerrar ciclos

Tengo la suerte de tener una tía que me impulsó a ser una mujer fuerte

Te recomendamos en video

 

Tags

Lo Último


Te recomendamos