Amo los colibríes porque me recuerdan a esa persona que ya no está

Creer que se trata de esa persona que ya no está y que ha pasado a saludar trae cierta paz a tu corazón

Nada es permanente; es un hecho de la vida, algo que aprendemos desde que somos pequeños pero que entendemos (o tratamos de entender) conforme vamos creciendo. Pero por más que nos preparan para las despedidas, nunca es fácil de procesar. He ahí donde los colibrís se vuelven criaturas fantásticas en la creencia popular.

Hay muchas formas en las que los seres humanos hemos tratado de convencernos de que la muerte no es el final y que eventualmente nos reuniremos con esos seres queridos que ya no están en el plano terrenal. 

Nuestros antepasados relacionaban a estas aves con el equilibrio en la naturaleza, además de ser mensajeros divinos, portadores de amor y buenas noticias.

Quizá es por el hecho de que son muy pequeños pero su corazón alcanza hasta 1,200 latidos por minuto y sus alas se mueven hasta 90 veces por segundo. Literalmente queda suspendido en el aire, dejando ver toda su majestuosidad.

TAMBIÉN LEE: El significado de recibir la visita de una mariposa en tu casa

colibrí

Resulta difícil no amarlos; muchas personas los reciben en sus casas con flores y agua azucarada. Y es que ver un colibrí revoloteando en el jardín o la venta no es coincidencia.

Los colibríes tienen una larga historia de folklore y simbolismo en las diferentes culturas y nos invitan a una hermosa reflexión de la vida y la muerte. Desde los mayas hasta los mexicas y las culturas nativo americanas, han sido seres muy respetados y admirados.  Simbolizan alegría, sanación y adaptabilidad.

Dice una antigua leyenda maya que un colibrí aparecerá luego del fallecimiento de un ser querido, como señal de que este ha logrado llegar al otro lado con bien.  

TAMBIÉN LEE: La rosa de Sharon, una flor mística con un significado que te inspirará

colibrí

No hay una solución rápida para el dolor que viene con una pérdida pero creer en estas historias, por más fantásticas que sean, nos da cierto alivio en el corazón. Pensar que esa persona que ha trascendido se presenta como un colibrí, es un respiro para el alma.

Uno siempre se queda con la idea del "mañana" y olvida lo importante que es disfrutar el "ahora". He ahí el mensaje que nos transmite este majestuoso ser. 

Cuando un colibrí aparece cerca de ti, es porque necesitas sanar tu corazón y liberarte de la pesadez que estás cargando. Cuando te sientas perdida o confundida, no sería extraño que un colibrí aparezca frente a ti.  Es un recordatorio de que debes seguir adelante y que todo estará bien.

Los colibríes también han sido mencionados en la Biblia como mensajeros del cielo, pero independientemente de tus creencias, es un hecho que su presencia trae cierta paz, especialmente cuando piensas que en efecto, se trata de esa persona que tanto amaste y que ha pasado a saludar. 

Te recomendamos en video