Deja de necesitar a las personas que no te necesitan

Ni el amor ni las amistades se ruegan

Como seres humanos, necesitamos sentirnos parte de algo. Buscamos pertenecer a una tribu, ser aceptados por otros y sentirnos amados. Pero cuando crees encontrar a la persona indicada y ésta no te devuelve el mismo cariño o interés, las cosas pueden volverse complicadas para tu sanidad mental.

A veces sin darnos cuenta, terminamos persiguiendo a quien no nos conviene. Nos aferramos a esas amistades que en lugar de nutrir nuestro espíritu, nos restan energía. Cuando más solos nos sentimos, más buscamos la aprobación de otros y eso es agotador.

El rechazo es frustrante y a veces se puede convertir en uno de los dolores más grandes. Sabes que no te hace bien pero piensas que eso es mejor a nada. 

TAMBIÉN LEE: Las mujeres inteligentes mantienen sus estándares altos cuando de buscar pareja se trata

Tenemos tanto miedo a la soledad que a veces nos cegamos y terminamos poniendo a las personas en un pedestal donde siempre se vean perfectas. Olvidamos que no podemos convencer a nadie de que nos quiera del modo que nosotros los queremos.

Creer que necesitas de otros para ser alguien es un gran error.

¿Por qué estar detrás de alguien que te contesta los mensajes cada tres días? ¿Por qué sentir que tienes que perseguir a esa persona para que te mire? Quizá sientes que necesitas de su compañía pero no es así. Quien te ama de verdad está en tu vida en los buenos y en los peores momentos, no sólo cuando le conviene. 

amor propio

Si alguien te quiere en su vida, lo sabrás. No habrá juegos ni señales contradictorias porque estarán felices de tenerte y de una u otra forma, te motivarán para que seas siempre tu mejor mejor.

TAMBIÉN LEE: Soy una mujer fuerte porque no me dejo de nadie

Es muy fácil decir que debes alejarte de quien no te hace bien si no entiendes primero tu valor. Porque créeme, no necesitas que nadie te diga lo hermosa o inteligente que eres. Cuando aprendes a verte con ojos de amor en el espejo, es más más fácil que te des permiso de alejarte de algo que no funciona.

Sí, duele saber que alguien no te necesita ¿pero sabes qué duele más? Perseguir algo que jamás tendrás. Querer a quien no te quiere como quieres puede ser como un gran bloque de concreto que no te deja avanzar.

No puedes obligar a nadie a quedarse a tu lado. Lo mejor siempre es saber cuando algo no te hace bien y retirarte con dignidad. Es momento de que aprendas que no necesitas de nadie que no te necesita.

No dejes que el miedo a la soledad ye haga caer en las manos equivocadas. Cuando pierdes de vista tu valor, te conformas con cualquiera y eso no puede terminar bien. En lugar de invertir su tiempo en alguien a quien no le importas, inviertelo en ti. Mereces ser amada como el ser hermoso que eres.

Te recomendamos en video