Gracias a mi mamá por siempre apoyarme en las buenas y en las malas

No hay amor más fuerte que el de una madre.

El amor de una madre

La relación más fuerte que vamos a encontrar es con nuestros padres. Son el primer acercamiento al amor, la confianza, y sí, también los problemas. Gran parte de nuestra personalidad se construye en los años que crecemos con ellos.

El lazo que existe entre las madres y los hijos es inexplicable. Parece que no hay amor más grande, fuerte e incondicional, pero en ocasiones solemos darlo por sentado. Es momento de agradecer lo que han hecho por nosotros a lo largo de los años, antes que sea demasiado tarde.

Tener una madre fuerte te convertirá en una mujer decidida: estudio

No nos gusta pensar en ellos, pero el tiempo que estamos con la gente que amamos es prestado, y un día nos tendremos que despedir. Lo peor que podemos hacer es irnos con resentimientos, dolor, y con acciones sin realizarse.

También lee: Quien ha perdido a un hijo sabe qué es despedirse del amor verdadero

Hoy es momento de agradecer

Yo agradezco cada surco en la cara de mi madre, porque cada una de ellas representa su preocupación por mí; por las cuentas que tuvo que pagar para que yo estuviera bien, por las enfermedades que me aquejaron y la tuvieron en vela, por las noches que llegué tarde y ella me esperó.

Doy gracias porque siempre estuvo estar ahí cuando erré, cuando me caí, y cuando sentí que estaba perdida en un mundo que parecía imposible de enfrentar. Su mano firme siempre supo cuando extenderse para ayudarme, y cuando retirarse para que yo cometiera mis propios errores. 

mamá

Es momento de agradecer esa sonrisa resplandeciente que alegró hasta los días más oscuros, y esa risa que inundó el vació que en ocasiones llegué a sentir. Sin sus palabras de aliento, su esfuerzo por ser fuerte por mí, y su latente preocupación que no se pudo borrar a lo largo del tiempo; no sería quién soy.

Hoy doy gracias a mi mamá, pero también a la vida por permitirme compartir mis días con ella. No obstante, también recuerdo mi compromiso; no solamente se debe enaltecerla con palabras, también con acciones diarias porque llegará un momento en que tendremos que regresar todo lo nos dio en su momento.

Te recomendamos en video: