¿Qué tipo de ex novia eres con base en tu signo del zodiaco?

La astrología tiene mucho que revelarte de cómo eres en el amor.

Tu signo del zodiaco puede revelarte muchas cosas de tu personalidad, entre ellas cómo eres dentro y fuera de una relación amorosa. Creas o no en el horóscopo, las estrellas siempre tienen algo que indicarte, para bien o para mal.

¿Acabas de terminar una relación? Aunque muchos factores pueden influir, a continuación te presentamos qué tipo de ex novia eres con base en tu signo del zodiaco.

Virgo: La ex que no puede dejar ir

Te encanta buscar un significado mayor en todo (analizando metódicamente lo que pasa a tu alrededor). Después de terminar, continúas revisando el historial de mensajes o recordando momentos, convencida de que si encuentras el punto de inflexión podrás cerrar el ciclo.

Acuario: La ex que no mira hacia atrás

Eres muy independiente Acuario y necesitas tener espacio para ser quien quieres ser, por eso es que tiendes a no engancharte después de una ruptura. Tus habilidades de comunicación y carisma te ayudan a superar tranquilamente a tus ex y a conocer gente interesante rápidamente.

Tauro: La ex relajada

Como buena Tauro ves todo de forma lógica, así que una vez que te das cuenta que no ibas a pasar el resto de tu vida con esa persona, ya no te importa. Tu naturaleza confiable y estable hace que a menudo quedes como amiga de tu ex, estás segura de que no regresarías con él.

Leo: La ex que se indigna

Después de terminar no te molestas, pero sí te sientes insultada porque desperdiciaste tu tiempo con alguien que no era para ti. También sueles experimentar dolor debido a que percibes que tu ex no supo valorarte. No puedes evitarlo, eres alguien que lamenta esforzarse en vano.

Cáncer: La ex que bloquea de todo

Las rupturas te lastiman mucho ya que tiendes a sentir las emociones muy visceralmente. Eres uno de los signos más leales y de apoyo, así que cuando alguien te falla te hiere tanto que prefieres sacarlo completamente de tu vida (así signifique borrarlo y bloquearlo de todo).

Géminis: La ex indefinida

Eres muy aventurera y no tienes miedo, por eso es que las rupturas amorosas no te duelen mucho. Pero, tu naturaleza indecisa te convierte en la persona ideal para los noviazgos intermitentes. Te cuesta recordar que terminaste con tu ex por una razón y que debes mantenerte alejada.

Piscis: La ex agradable

Como buena Piscis eres compasiva y amable, así que tratas de mantener las cosas lo más amable posible con tu ex. Sin embargo, tu lado sensible hace que sientas la ruptura muy intensamente y eso hace que te preguntes si él era tu alma gemela. Afortunadamente la respuesta es no.

Libra: La ex complicada

Dado que tiendes a evitar las confrontaciones, terminas las relaciones de forma muy ambigua, lo que lleva a que tú y tu ex conserven una gran cantidad de amargura por no haberse dicho sus verdades. Haces todo lo posible por ser diplomática, pero en realidad nunca lo perdonarás.

Escorpión: La ex fría

Eres una persona vengativa, así que sueles buscar cómo dañar a tu ex si te mintió y lastimó. Y, si escapa de tu ira o es alguien que no te hizo nada malo, entonces simplemente le aplicas la ‘ley del hielo’ y cortas toda comunicación con él para siempre. Es como si jamás hubiera existido.

Aries: La ex que se escapó

Tus ex tienden a echarte de menos inmediatamente. Una vez que ya no están contigo, se dan cuenta de lo que se perdieron. Pero, tú no sientes remordimiento por eso, al contrario, estás convencida de que escapaste de una relación que no era para ti y sigues con tu vida.

Capricornio: La ex feliz

Honestamente, después de una ruptura te sientes feliz de ser soltera nuevamente. Lo tomas como una oportunidad para conocer gente nueva y, por qué no, de encontrar a un chico que sea más sexy, inteligente y divertido. Aunque parezca cruel, sólo estás agradecida por poder avanzar.

Sagitario: La ex que siempre espera algo más

Para ti es casi demasiado fácil convertirte en amiga de tu ex, esto gracias a que eres graciosa e ingeniosa. Dices que “sólo son amigos”, pero al mismo tiempo sabes que, si alguna vez él quiere regresar, estarás disponible para eso sin dudarlo. Eso sí, jamás serás tú quien lo proponga.