4 cosas que podemos aprender del divorcio de Chris Pratt y Anna Faris

Ha pasado más de una semana desde que Anna Faris y Chris Pratt anunciaron su separación y parece que sigue siendo un acontecimiento difícil de superar

Tal y como ocurrió con el divorcio de Angelina Jolie y Brad Pitt el año pasado -y del que aún seguimos hablando- nadie vio venir la decisión de Chris Pratt y Anna Faris, pues parecían ser la pareja perfecta. Los divorcios de los famosos parecen ser un punto de quiebre para los fanáticos, después de todo, son una especie de prototipo ideal de amor de cuento de hadas.

De algún modo, nos sentimos tristes y traicionado por porque los medios nos convencen de que las parejas de famosos representan una imagen de amor eterno. Sentimos que tenemos una idea de su relación y de pronto descubrimos que en realidad no tenemos ni idea de lo que pasa detrás de una pose en la alfombra roja.

Recientemente durante un podcast Unqualified, Faris habló sobre la situación entre ella y Chris y resolvió la duda de una seguidora ante la preocupación por separarse de su pareja. "No tengas miedo del futuro. Eres joven., vives en L.A .. Hay una gran cantidad de gente increíble por ahí. No tengas miedo de buscar tu independencia si sientes que las cosas no van bien"

Anna continuó: "Yo cometí ese error (…) La vida es demasiado corta para estar en una relación donde no te valoran".

Auch.

¿Qué podemos aprender entonces de una Anna Faris y un Chris Pratt?

 

1. "La vida es demasiado corta como para estar en una relación donde no te valoran"

Retomemos la épica frase de Anna Faris. Parece difícil de creer que la actriz se exprese así de Chris, después de todo, cualquiera creería que él es un hombre que apoya incondicionalmente (o al menos a simple vista). Pero independientemente de cómo sea Chris Pratt, podemos darle a Anna un punto a favor. NUNCA permanezcas en una relación que no te acepte ni te valore. Una pareja debe funcionar como un equipo donde ambos tengan el mismo grado de responsabilidad y de toma de decisiones. No funciona si el otro te da la espalda.

2. No puedes ser egoísta y esperar que la relación prospere.

La fama de Chris Pratt provocó que surgiera una especie de competitividad con Anna Faris pues ésta no estaba consiguiendo papeles importantes. En la industria del entretenimiento es imposible evadir la necesidad de auto-promoción o de enaltecimiento ante los éxitos logrados. Cuando se trata de una pareja de actores y ambos son exitosos, la competencia es dura y es peor cuando uno es más reconocido que el otro.  ¿En dónde está el problema? Tanto en el mundo mortal como el de la farándula, uno no puede ver únicamente por su carrera, su aspecto, sus relaciones sociales, su agenda o ver quién es más que el otro. Cuando de pronto todo se convierte en YO, YO, YO, entonces las cosas se pondrán feas pues significa que no hay espacio en nuestra mente y corazón más que uno mismo.

3. Mantén tus problemas en pareja en privado

Una ruptura amorosa nunca es fácil y menos cuando te conviertes en el centro de atención de todos. Cuando una pareja se divorcia, las dudas son inevitables y sientes que fracasaste en la vida. Es momento para pensar y no dejar que nadie intervenga. El anuncio público de Chris y Anna, levantó una ola de comentarios y críticas de aquellos que atacan a uno o a otro por no permanecer juntos e incluso de que no pensaron en su hijo. Nadie debe imponer lo que debes y no debes hacer con respecto a tu relación.

4. Ninguna relación es una pérdida de tiempo

Anna Faris declaró en su podcast que había cometido el error de no buscar su independencia antes, haciéndonos entender que estaba arrepentida de haber estado con Chris. Sin embargo, estuvieron casados durante 8 años, algo bueno debieron haber tenido.

Lo cierto es que no importa cuánto tiempo hayas estado con tu pareja, cuando una relación termina, no quiere decir que desperdiciaste los mejores años de tu vida. Todos nuestros "errores", tienen una lección detrás y lo mejor es aprovechar los buenos y malos recuerdos que tuvieron juntos. Todo pasa por algo y hacer una retrospección de la situación, te hará darte cuenta de lo que hicieron mal para así corregirlo en el futuro (y lo bueno, también cuenta). El hijo de Anna y Chris, debe ser suficiente razón para darse cuenta de que el tiempo que estuvieron juntos, valió la pena, ¿no creen?

https://www.instagram.com/p/BX3MHHkFrvI/