Moda y Belleza

Sana los talones agrietados con estas 5 soluciones caseras y luce unos pies hermosos

Así como cuidamos la piel del resto de nuestro cuerpo, debemos hacerlo con la de nuestros pies.

talones agrietados

Nos preocupamos en gran medida por lucir un rostro impecable. Pero pocas veces nos fijamos en la importancia de cuidar la piel de nuestros pies también. Entonces es cuando aparecen los talones agrietados. Te enseñamos 5 soluciones caseras para solucionar este problema y lucir unos pies hermosos.

Como debemos saber, la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo. Se trata de una especie de barrera que nos protege de lo externo e impide que microorganismos entren en nuestro cuerpo.

Pero la piel de nuestros pies es mucho más gruesa que la del resto. Requiere un mayor espesor para soportar nuestro peso y el roce constante al que nos sometemos al caminar. Llega a ser 50 veces más gruesa que la de la de la mejilla de la cara.

5 soluciones para sanar los talones agrietados y lucir unos pies hermosos

Su misma tarea de ser “más fuerte” hace que la piel de la planta de los pies no cumpla correctamente su función hidratante y la resequedad se hace presente.

Llega a estar tan seca que comenzamos a sufrir de talones agrietados debido a que su dureza comienza a desgarrarse o fracturar ¿Cómo podemos solucionarlo? Te damos 5 soluciones naturales

1.- Harina de arroz, miel y vinagre

Realiza un exfoliante mezclando 3 cucharadas de harina de arroz, una de miel, y 2 a 3 gotas de vinagre de manzana. Revuelve bien todos los ingredientes hasta formar una pasta gruesa y homogénea.

Sumerge tus pies en agua tibia por aproximadamente 10 minutos. Posteriormente, frota suavemente con tus talones agrietados usando la pasta que has hecho para remover la piel muerta.

Se sugiere repetir este procedimiento dos o tres veces a la semana para lograr los resultados deseados.

Este tratamiento funciona porque la harina de arroz purifica, exfolia, remineraliza la piel. Entre tanto, el vinagre es un ácido suave que ablanda y seca la piel muerta, lo que la hace fácil de exfoliar.  Por su parte la miel es un antiséptico natural por excelencia que ayuda a sanar los pies agrietados.

2.- Plátano maduro para talones agrietados

Para los talones agrietados también puedes realizar un puré de 2 plátanos maduros hasta lograr una pasta suave. Con ella frota todos tus pies, incluyendo las camas de las uñas y los lados de los dedos, y mantén la mescla en tus pies por un lapso de 20 minutos.

Pasado el tiempo correspondiente, enjuágate con agua limpia. Este tratamiento debes repetirlo todas las noches antes de acostarte hasta lograr los resultados deseados.

El plátano es un hidratante natural para la piel, pues es rico vitaminas, A, B6 y C, estas ayudan a mantener la elasticidad de la piel.

3.- Miel para talones agrietados

La miel es un antiséptico natural, pero también tiene un poder un humectante natural. Esto hace que pueda extraer agua de los tejidos internos a las partes externas de la piel. Este cambio de fluido logra un efecto que rellena y contribuye a sanar la piel externa.

Para realizarlo debes agregar una taza de miel en un recipiente grande con agua caliente. Sumerge tus pies previamente lavados, en la mezcla, y hazte un masaje suave por 20 minutos.

Luego, exfolia suavemente los talones agrietados con una piedra pómez. Este tratamiento lo puedes realizar también cada noche antes de ir a la cama.

4.- Gel de aloe vera

El aloe vera es rico en vitaminas A, C y E. Estas poseen propiedades antioxidantes. Además, es antiséptico y analgésico ayudan a sanar heridas provocadas por los talones agrietados.

Para trabajar con este producto natural, solo debes empapar tus pies en agua caliente y frotarlos usando una piedra pómez con el objetivo de remover la piel muerta.

Seca tus pies dando palmaditas y luego aplica una capa gruesa del gel de aloe vera en tus pies. Ponte unos calcetines de algodón y vete con ellos a la cama. En la mañana siguiente enjuaga con agua tibia.

Esta solución para talones agrietados se sugiere realizarla por 4 o 5 noches seguidas para lograr ver resultados.

5.- Vaselina y jugo de limón

La vaselina es un poderoso humectante, mientras que el ácido cítrico del jugo de limón promueve la descamación de la piel muerta y el crecimiento de nuevas células.

Sumerge tus pies en agua caliente por un lapso de 20 minutos. Enjuaga y seca solo con palmaditas. Mezcla de 3 a 4 gotas de jugo de limón fresco con una cucharada de vaselina y aplica la pasta en los talones agrietados y otras partes rajadas de tus pies.

Usa un par de medias de lana y deja reposar toda la noche. Al levantarte lava tus pies con agua caliente y verás cómo usando este tratamiento regularmente antes de ir a dormir se irá sanando la piel de tus talones.

También te puede interesar:

  1. Hydrafacial: el tratamiento más usado por las estrellas de Hollywood
  2. 9 tips para lograr un maquillaje más sofisticado y lucir como una celebridad
  3. Cómo abrazar las marcas que el acné dejó en tu cuerpo y amarlas
Tags

Lo Último


Te recomendamos